Buscar en este blog

22 jun. 2015

Viviendas municipales: opinión que siembra más dudas que certezas

Viviendas: nuestras matemáticas dicen “hay negocios”

Por Martín Cantoro * 
Hoy 20 de ju­nio se cum­ple la mi­tad del pla­zo pre­vis­to (25 de 50 me­ses) de la obra “Cons­truc­ción 1000 Vi­vien­das - Cla­se Me­dia”, más de dos años de eje­cu­ción, mo­men­to opor­tu­no pa­ra eva­luar re­sul­ta­dos de la obra ad­ju­di­ca­da ori­gi­nal­men­te a Ivecor SA.

De acuer­do con las con­di­cio­nes del plie­go y del con­tra­to de la obra, de­be­ría­mos te­ner, des­de el pa­sa­do 20 de ene­ro (20 me­ses de obra), fi­na­li­za­das y en óp­ti­mas con­di­cio­nes de edi­fi­ca­ción y fun­cio­na­mien­to 300 vi­vien­das (100 de la pri­me­ra eta­pa y 200 de la se­gun­da) más el 50% de avan­ce de obra de otras 200 vi­vien­das de la tercera eta­pa; in­sis­ti­mos, to­do el 20 de ene­ro pa­sa­do. A ello po­dría­mos aña­dir­le lo avan­za­do des­de aquel en­ton­ces. Con­di­cio­nes exi­gi­bles a la con­tra­tis­ta ori­gi­na­ria, y hoy a la nue­va con­tra­tis­ta, Incisa SA, co­rres­pon­dien­do la apli­ca­ción de mul­tas en ca­so de in­cum­pli­mien­tos, lo que no ocu­rrió.

Un re­le­va­mien­to de obra del 21-04-15 nos in­di­có que aún no se ha­bía ter­mi­na­do de en­tre­gar las pri­me­ras 101 vi­vien­das que con­for­ma­ron la primera eta­pa (14 me­ses de atra­so). La segunda eta­pa, de la que al me­nos 199 vi­vien­das de­be­rían ha­ber es­ta­do fi­na­li­za­das el 20 de ene­ro, mues­tra al­gún avan­ce so­bre 49 vi­vien­das des­ti­na­das al Cis­pren, mien­tras en el lo­teo Cas­te­lli só­lo pu­die­ron cons­ta­tar­se 85 pla­teas. No te­nían ini­cio 65 vi­vien­das. Los cues­tio­na­mien­tos por las de­fi­cien­cias en los tra­ba­jos han si­do uná­ni­mes en to­dos los fren­tes.

En tér­mi­nos eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ros se han abo­na­do $ 55 mi­llo­nes (40 mi­llo­nes co­bró Ivecor y 15 mi­llo­nes Incisa), pe­se a que cla­ra­men­te no hu­bo un avan­ce equi­va­len­te en obra. En prin­ci­pio, ello se jus­ti­fi­có por los ade­lan­tos fi­nan­cie­ros otor­ga­dos a Ivecor por aco­pios; sin em­bar­go, y pe­se a fi­nan­ciar­se con re­cur­sos pú­bli­cos (Fomuvi), el aco­pio pa­ra la segunda eta­pa ha de­sa­pa­re­ci­do do­cu­men­ta­da­men­te sin que ello le im­por­te al secretario de Vi­vien­da. El mis­mo con­tem­pla­ba la com­pra de ma­te­ria­les pa­ra 104 vi­vien­das, des­de hor­mi­gón ar­ma­do pa­ra dis­tin­tos ele­men­tos cons­truc­ti­vos, la­dri­llos y pi­sos ce­rá­mi­cos, zó­ca­los, re­ves­ti­mien­to pa­ra co­ci­nas y ba­ños, puer­tas pla­cas y ta­ble­ro, ven­ta­nas, me­sa­das de co­ci­na, pin­tu­ra (in­te­rior y ex­te­rior), así co­mo los ma­te­ria­les pa­ra rea­li­zar las ins­ta­la­cio­nes eléc­tri­ca, sa­ni­ta­ria y plu­vial y de gas, hie­rro pa­ra re­jas y mue­bles de bajo-me­sa­da. An­te es­cri­ba­na pú­bli­ca Ivecor le trans­fi­rió a Incisa sólo 13 vi­vien­das en cons­truc­ción y es­truc­tu­ras pre­mol­dea­das pa­ra otras 10 vi­vien­das, y el go­bier­no lo apro­bó. A va­lo­res de hoy son ape­nas $13 mi­llo­nes que no me­re­cen si­quie­ra un mí­ni­mo re­cla­mo del je­fe de Ga­bi­ne­te.

He­mos apor­ta­do a la fis­ca­lía de Wal­ter Guz­mán ele­men­tos con­tun­den­tes que dan mues­tra de que el Mu­ni­ci­pio, a ins­tan­cias del aval del secretario de Vi­vien­da, abo­nó por ta­reas no eje­cu­ta­das. Fo­to­gra­fías to­ma­das an­te es­cri­ba­no pú­bli­co en oc­tu­bre de 2014 (8 me­ses des­pués de ha­ber emi­ti­do el Cer­ti­fi­ca­do 11) mues­tran di­ver­sos ru­bros que aun con se­me­jan­te bre­cha tem­po­ral fue­ron cer­ti­fi­ca­dos en fe­bre­ro de 2014 sin es­tar eje­cu­ta­dos aún en oc­tu­bre.

Pa­ra ejem­pli­fi­car, to­me­mos el Ru­bro 20 del Cer­ti­fi­ca­do 11, Re­ves­ti­mien­to Ba­ño - Ma­no de Obra (es de­cir, eje­cu­ción y no aco­pio) de la primera eta­pa. Aquí 4 de las 12 vi­vien­das de 2 dor­mi­to­rios en cons­truc­ción no mos­tra­ban eje­cu­ción al­gu­na de di­cha ta­rea; sin em­bar­go, el ru­bro in­di­ca una cer­ti­fi­ca­ción del 83,33% (lo que equi­val­dría a te­ner la ta­rea eje­cu­ta­da en 10 vi­vien­das). De igual mo­do, 13 de las 87 vi­vien­das de 3 dor­mi­to­rios no te­nían eje­cu­ción en di­cho ru­bro; sin em­bar­go, el Cer­ti­fi­ca­do 11 in­di­ca un avan­ce del 97,70% (equi­va­le a 85 uni­da­des con la ta­rea con­clui­da). Rea­li­ce us­ted sim­ples ope­ra­cio­nes ma­te­má­ti­cas y sa­que sus con­clu­sio­nes. Por ello pue­do afir­mar, a ins­tan­cias del secretario de Vi­vien­da, Ivecor SA le co­bró al Mu­ni­ci­pio por ta­reas no rea­li­za­das.

Ya en es­te 2015, con una ce­le­ri­dad pro­pia de quien pre­ten­de elu­dir ex­pli­ca­cio­nes, por re­co­men­da­ción del secretario de Vi­vien­da y del fis­cal mu­ni­ci­pal, el in­ten­den­te apro­bó la ce­sión del con­tra­to de Ivecor a Incisa. El blo­que ofi­cia­lis­ta apro­bó, en si­len­cio cóm­pli­ce, pe­se a que la do­cu­men­ta­ción mos­tra­ba in­nu­me­ra­bles irre­gu­la­ri­da­des: an­te­ce­den­tes fal­sos, aná­li­sis fi­nan­cie­ros des­ca­be­lla­dos, in­con­sis­ten­cias en­tre avan­ces de­cla­ra­dos y rea­les, sólo por enun­ciar al­gu­nas (no pro­fun­di­za­mos por cues­tión de es­pa­cio).

Pu­dien­do ha­ber apli­ca­do mul­tas, lle­gan­do a la res­ci­sión mis­ma del con­tra­to, re­te­nien­do así fon­dos de re­pa­ro, pó­li­zas de cau­ción y ga­ran­tías; pu­dien­do ha­ber abo­na­do su­mas con­si­de­ra­ble­men­te me­no­res a par­tir de co­te­jar los avan­ces rea­les de obra y de exi­gir a las con­tra­tis­tas in­ver­tir los fon­dos pa­ra cum­plir con los pla­zos y las exi­gen­cias fi­nan­cie­ras del plie­go (Art. 2), el go­bier­no ha to­ma­do un ca­mi­no di­fí­cil de ex­pli­car a los rio­cuar­ten­ses en ge­ne­ral y a los ad­ju­di­ca­ta­rios en par­ti­cu­lar.
¿Por qué no se de­fien­den aquí los in­te­re­ses rio­cuar­ten­ses? ¿Có­mo ex­pli­car la de­fen­sa que se ha­ce del ac­cio­nar del Mu­ni­ci­pio cuan­do que­da cla­ro que Ivecor lo de­frau­dó, del mis­mo mo­do que ava­ló a Incisa aunque pre­sen­ta­ba an­te­ce­den­tes fal­sos y de de­mos­tra­ción irre­fu­ta­ble?

Se ha­bló tam­bién de los be­ne­fi­cios del pre­cio; sin em­bar­go, con la re­de­ter­mi­na­ción de pre­cios a ene­ro 2015, el Mu­ni­ci­pio abo­na $6.030,64 por metro cuadrado (2 dormitorios), ape­nas por de­ba­jo del cos­to de la cons­truc­ción pu­bli­ca­do por la provincia de Córdoba pa­ra el mis­mo mes, aun­que ob­via­men­te és­te úl­ti­mo no con­tem­pla to­das las de­fi­cien­cias y de­mo­ras de pú­bli­co co­no­ci­mien­to que tie­nen las vi­vien­das cons­trui­das en nues­tra ciu­dad.

La pró­xi­ma ges­tión he­re­da­rá un con­tra­to pa­ra cons­truir vi­vien­das pa­ra las cua­les no hay in­te­re­sa­dos. Nun­ca hu­bo 1.000 ins­crip­tos y de los 656 in­for­ma­dos por el secretario de Vi­vien­da se han se­gui­do su­ce­dien­do re­nun­cias de los ad­ju­di­ca­ta­rios, sien­do la bre­cha ca­da día ma­yor.
Con sólo res­cin­dir y vol­ver a li­ci­tar re­du­cien­do en 400 la can­ti­dad de vi­vien­das a ser cons­trui­das, el com­pro­mi­so eco­nó­mi­co disminuiría en más de $ 130 mi­llo­nes a va­lo­res de ene­ro 2015. ¿Por qué evi­tar res­cin­dir? ¿Pa­ra quién es ne­go­cio es­ta si­tua­ción? Cla­ra­men­te no lo es pa­ra to­dos los rio­cuar­ten­ses. Evi­den­te­men­te sí pa­ra al­gu­nos.


* Tri­bu­no de Cuen­tas de
En­cuen­tro Ciu­da­da­no.
Fuente: Puntal 20.06.15