Buscar en este blog

31 ago. 2012

Tasa Vial, su impacto en el bolsillo y como votaron en la Unicameral


La Voz 30.08.12
Se convirtió en ley la Tasa Vial, esa polémica carga sobre el precio de los combustibles líquidos y gas natural comprimido (GNC) que pagaremos en la provincia de Córdoba. y que nace con  el noble objetivo de ser destinada al mantenimiento y mejoramiento de la red caminera provincial. Téngalo bien presente!!!
En la sesión del 29 de agosto se aprobó el aumento que entraría en vigencia a partir del 7 de setiembre próximo y que tendrá las siguientes características:
Montos:
  • -Diesel oil, gas oil grado 2 (común) y otros combustibles líquidos de características similares: $ 0,20 por cada litro expendido.
  • -Nafta grado 3 (ultra), gas oil grado 3 (ultra) y otros combustibles líquidos de características similares: $ 0,40 por cada litro expendido.
  • -Resto de combustibles líquidos no especificados en los apartados precedentes: $ 0,30 por cada litro expendido.
  • -Gas Natural Comprimido (GNC): $ 0,15 por cada metro cúbico expendido.
Para los expendedores:
·        Serán los responsables de liquidar e ingresar el importe de la tasa. El incumplimiento del pago devengará los intereses y sanciones previstos en el Código Tributario Provincial
Para los consumidores finales:
·        Cuando el importe de la tasa no se encuentre discriminado en la factura se considerará que se encuentra incluido en el monto total del ticket o documento equivalente.
Finalmente, la norma faculta al Poder Ejecutivo a modificar trimestralmente el monto de la tasa así como establecer excepciones o exclusiones del pago, “teniendo en cuenta la razonabilidad del incremento de los costos de los servicios” (1)

Cómo votaron los legisladores cordobeses

Unión por Córdoba sumó 41 votos, contra 27 de la oposición.

El proyecto fue aprobado con los votos del bloque de Unión por Córdoba (excepto el del Leg. Fernando Salvi y el Leg. José Luis De Lucca), la abstención del bloque Consenso Córdoba (Leg. Rubén Borello) y el rechazo del resto de fuerzas políticas UCR, Frente Cívico, Frente de Izquierda y los Trabajadores (Leg. Liliana Olivero); y Encuentro Vecinal Córdoba (Leg. Aurelio García Elorrio). (1)

Comenta la prensa

De los legisladores kirchneristas
No apoyaron el proyecto: Fernando Salvi y José Luis De Lucca
Votó a favor: Nadia Fernández, con el argumento de que desde el gobierno nacional no pondrán trabas a este gravamen.
Ausente: Héctor Muñoz, quien responde al intendente de Villa María, Eduardo Accastello

Voz oficialista:
Carlos Gutiérrez, uno de los representante del sur por el peronismo, quien cerró la lista de oradores, argumentó que “esta tasa no hubiera sido necesaria si el Gobierno nacional cumplía sus compromisos con la provincia”. "El temple de un gobernarte se demuestra a la hora de tomar decisiones difíciles. No nos va a pasar como un ex presidente que temblaba como una hoja y fundió al país. Muchos tendrán que definir de qué lado están. La pelea de fondo es la coparticipación"

Del Juecismo:
Ricardo Fonseca, fue uno de los más críticos con el gobernador. “Sinvergüenza, mentiroso. El costo Córdoba se va a transformar en problemas para las Pyme. Habrá más desempleo y violencia. En algún momento el pueblo lo va a obligar a rendir cuentas.”
La respuesta del oficialista Carlos Presas, quien acusó a Fonseca de “no respetar las instituciones”. Pero el legislador peronista tuvo una definición poco feliz para rebatir el argumento de los opositores que aseguraron que muchos transportistas cargarán combustible en otras provincias. “Es posible que algunos camioneros vayan a cargar gasoil a otros lugares, porque tal vez en provincias vecinas no haya Ley de Tratas, entonces, tendrán otro argumento para cruzar las fronteras”, dijo el ex funcionario provincial, apuntando a que en provincias vecinas no están prohibidas las whiskerías. (2)

Roberto Birri.Titular del bloque del Frente Cívico
"Uno de los aspectos más dañinos es su mensaje social: si la gente quiere lucha contra el fuego pague un adicional en la factura de la Epec, si necesitan obras viales lo tiene que pagar en el surtidor. Tiene una pésima relación entre el costo y el beneficio".(3)

De Consenso Córdoba:
Rubén Borello, se abstuvo por ser propietario de una estación. (3)

Fuentes:1 Unicameral página web. 2 La Voz.3 Día a Día

30 ago. 2012

30 de agosto: Día Internacional del Detenido Desaparecido


Por iniciativa de FEDEFAM (Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos) el 30 de agosto se conmemora el Día Internacional del Detenido Desaparecido.  Porque es necesario mantener viva la memoria acerca de  lo que constituyen los  crimen de lesa humanidad  e insistir sobre la concientización de la persistencia de la práctica de la desaparición forzada de personas,es interesante el aporte que los jóvenes hacen al respecto, para lo cual reproducimos la publicación del blog  de un establecimiento educativo  de San Telmo en  la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el CENS N°60

Día del Detenido-Desaparecido

El día 30 de agosto es el Dia del Detenido- Desaparecido. Esta fecha fue fijada por Iniciativa de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Desde este blog de la escuela, tratamos de brindar nuestro pequeño aporte al fortalecimiento de la conciencia sobre crímenes de lesa humanidad. Tratamos de este modo, dar conocimiento a alumnos tan jóvenes, de hechos sucedidos en nuestro país, en un período anterior a la democracia, y lo hacemos en la esperanza que no se vuelvan a repetir. Beatriz Cano.


 
El poema es de Ana María Ponce, secuestrada el 18 de julio de 1977 por el GT·.3.2 y llevada a la ESMA donde permaneció hasta febrero de 1978. Permanece desaparecida.
 

Que no me mientan
detrás de mí,
espera el fin.

Que no me mientan
detrás de mí,
estàn los recuerdos,
la simple alegría de vivir libre.

Detrás de mí,
quedó un mundo que ya no me pertence...

Me miro los pies.
Están atados.
Me miro las manos,
están atadas,
me miro el cuerpo,
está guardado entre paredes,
me miro el alma,
está presa...
Me miro, simplemente
me miro y a veces
no me reconozco...

Entonces vuelvo a mirarme,
los pies,
y están atados;
las manos,
y están atadas;
el cuerpo,
y está preso;
pero el alma, no puede
quedarse así,
la dejo ir, correr,
buscar lo que aún
queda de mí misma,
hacer un mundo con retazos,
y entonces río,
porque aún puedo
sentirme viva.-

29 ago. 2012

De la Ruta 36 a la Autovía, necesidades y conflictos


El viento norte inclemente de agosto, se enseñorea por los campos del sur cordobés, y no respeta jerarquías a la hora de hacer sentir su rigor. Así sucedió cuando ayer en un palco colmado de dirigentes encabezados por el gobernador De la Sota y los confraternizantes intendentes radicales Ramón Mestre de Córdoba y Juan Jure de Río Cuarto, se dio por comenzado el nuevo trazado  que convierta a la maltrecha ruta 36 en una moderna autovía que una nuestra ciudad con la Capital provincial.
Ni el menos informado de nuestros vecinos puede negar la necesidad acuciante de esta ruta. Es un tema fuera de discusión y una de las promesas que el gobernador sabe que tiene que llevar a cabo para afrontar airoso otros desafíos electorales que  revitalice la confianza de nuestra  sociedad que lo desairó en la elección municipal de abril pasado. Después de todo, las aspiraciones ahora del gobernador son presidenciales. “Cuando Córdoba se pone de pie es invencible y no deja de avanzar”, fue una frase fuerte que busca un tiro por elevación.

Claro, algunos obstáculos tiene nuestra provincia para continuar y los cimbrones no dejan de sentirse: los gremios estatales no asumen que el avance tan mentado se haga a costa de posponer los aumentos a los jubilados y el gremio de los  petroleros que nuclea a los empleados de las estaciones de servicio tampoco asumen que se apruebe y entre en vigencia la tasa vial, impuesto disfrazado que nos obligará a los cordobeses a pagar un sobreprecio por los combustibles, con lo cual se espantarían los clientes de los surtidores vernáculos para proveerse en otras provincias vecinas a mejor precio, con el potencial perjuicio para el sector incluida la pérdida de fuentes de trabajo.

Pero esos son sólo “detalles” que no entraron en el mensaje del  primer mandatario, que sólo desgranó las bondades del proyecto, verdadero canto de sirena para los usuarios del trayecto. Pegó José Manuel con sus críticas al gobierno nacional, porque ya es parte de la crónica diaria las hostilidades y enfrentamientos cruzados entre ambos y pretendió sumar adeptos entre los intendentes, pero  Juan Jure demostró que aún duelen los zarpazos de la pasada campaña y las nuevas intromisiones del justicialismo en la ciudad como para aplaudir en la tribuna. Esa tribuna que resultó chica para contener a todos en la foto, y a la que se alentaba desde La Militante , fracción que  cómo se usa ahora, agrupa a la “escudería” fiel a De la Sota.

Córdoba es cierto, avanza, a pesar de los  gobiernos y  administraciones que dejan sus finanzas comprometidas, de las disputas entre jurisdicciones para adjudicarse y repartir recursos, de la cantidad de empleados estatales que se incrementan en cada gestión no para cumplir funciones específicas sino para salvar compromisos partidarios y pesan sobre las alicaídas arcas estatales. ¿Sabe por qué avanza Córdoba? Porque el pueblo cordobés, no baja los brazos, a pesar de los desalientos y las decepciones y todos los días sale a trabajar para  contribuir con su esfuerzo a que esto así suceda. 

Entonces cuando en la ventosa jornada el gobernador inicia una ruta que nos prometió otras veces con bombos y platillos, hasta con la presencia del entonces presidente Kirchner, los de abajo sólo esperamos que se concrete y que el fantasma de los sobreprecios y las trampas no empañen ni posterguen este impulso de hacer algo para proteger la vida de la gente, que es la que en definitiva se juega el pellejo viajando por caminos intransitables.

Hay detrás del pésimo estado de la ruta 36 una vieja historia de promesas incumplidas que nuestra clase dirigente, esconde sin ruborizarse. Esperamos que  haya llegado la hora de  la reparación.
CIUDADANOS AUTOCONVOCADOS DE RIO CUARTO

Se fue Héctor Tizón, lo llora la Puna que pierde a su entrañable autor


Cuando viaje por nuestro norte y se llegue a Jujuy, adentrándose en las bellezas de la Quebrada de Humahuaca, si tiene posibilidades de seguir, conozca un poco más y observe la Puna en la ruta a Villazón, esa tierra de incribles dimensiones, agreste paisaje colorido donde el oxígeno es un bien preciado que se valora en cada movimiento del  diafragma, y la vida se torna un milagro que nos asombra por su continuidad en condiciones tan adversas. 

Cuando aprecie todo esos encantos de color y geografía que dan al paisaje tonos y relieves  de indescriptible belleza, sepa que allí también vivió un grande de nuestras letras que le rindió su homenaje en obras literarias inmortales. Ese fue Héctor Tizón, quién murió recientemente, el 30 de Julio

Desde las páginas literarias, leamos cómo se lo recuerda:

Murió Héctor Tizón, voz y memoria de la puna

Tenía 82 años. Acababa de publicar un libro repasando sus grandes historias, las mismas que contó en obras magistrales como Fuego en Casabindo, La mujer de Strasser o La belleza del mundo. Recibió varios premios, entre ellos el grado de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras que concede el gobierno de Francia. 

Por  Horacio Bilbao

"Ha muerto Héctor Tizón, que tuvo tiempo de escribir y publicar su Memorial de la Puna. Allí continuó y dejó abierta su obra retomando esas grandes historias mínimas, las de sus novelas, las de su tierra desértica. Ha muerto Tizón, no su literatura, y con la noticia ese último librito se lee cual testamento. "El olvido es más fuerte e irremediable que la muerte. Sólo está muerto aquéllo que definitivamente hemos olvidado", dijo. O escribió.

Murió en Jujuy Tizón, donde eligió vivir. Magistrado, exiliado, ciudadano universal y de Yala, se eligió a éste último para hablarles a los otros. Desde esa experiencia eligió contar el mundo, desde esos hombres y mujeres que se enfrentan a ellos mismos en la soledad y el silencio. Es curioso, ahora, la contratapa de su último libro, el lugar en el que las editoriales exageran las virtudes de sus autores, le queda chica: "Ya es un hombre sabio al que la vida no le escamotea sus verdades", dice. Hacía rato lo era.

Había nacido, por casualidad, en Rosario de la Frontera, Salta, el 21 de octubre de 1929. Pero siempre su vida transcurrió en Yala. Allí pasó su infancia, y quizá allí mismo decidió que ese cruce entre el desierto y las yungas sería el teatro de operaciones para contar y contarse a sí mismo. Desde temprano, Tizón debió navegar entre dos lenguas, la de los libros y la quechua. Ni sus años en La Plata o en México, ni el exilio en España, o su carrera diplomática en Milán le cambiaron el foco. Su literatura se nutre también de esas experiencias, pero fluye siempre de su sangre alto peruana.

En sus historias hay un escenario concreto, pero sus problemas son universales, filosóficos, y muy humanos. En México, adonde viajo como diplomático, publicó en 1960 su primer libro, A un costado de los rieles. Luego, ya de regreso en la Argentina vinieron Fuego en Casabindo y Sota de bastos, caballo de espadas, entre otros. Casabindo, Yala, Humahuaca, Cochinoca... En esas primeras obras necesitó ponerle nombre y apellido al espacio geográfico. Hasta dibujaba mapas para anclar sus historias, para preservar los buenos tiempos, aquéllos de los que hablaban los viejos.

No siempre reinaron la oscuridad y la pobreza en el norte argentino. Y quiso Tizón salvar aquel vago recuerdo de grandeza. Libró entonces una batalla contra el tiempo para mantener los mitos de estas tierras arrasadas por el viento, las viruelas y el alcoholismo. "En un remoto rincón de la puna, los sobrevivientes... buscan en el pasado las huellas de ilusiones perdidas", escribió. Buscaba conservar esas voces, enrumbadas a morir.

Después, el tiempo le enseñó que lo que tiene que perderse se pierde. Y más en la puna. Abandonó pronto las localizaciones. Quizá ese cambio haya operado en tiempos del exilio, entre 1976 y 1982 cuando alternó casa en Madrid, París y Milán. Fue cuando, paradójicamente, muchos de sus personajes también perdieron los nombres. Sin mapa, sus personajes siguieron haciendo crujir la tierra dura y estéril a cada paso, y el amanecer siempre diáfano los siguió sorprendiendo en los caseríos de una Puna sin nombre. Sus dramas son los de la condición humana.

Contra la intelectualización literaria, contra el palabrerío inútil, se volvió un buscador incansable de atmósferas sencillas. Pero épicas. Misión que comparte con escritores como John Berger, buceando en su memoria pequeños actos, enmarcados por un mundo insondable. La tía Gertrudes, Doroteo, Venancio, Jacinta... Seres taciturnos, limitados, solos, son construcciones contra el ruido citadino. Pura apología del silencio. Hombres y mujeres que no usan la lengua para decir tonterías. Silencio y también soledad. Fue Tizón un enemigo del despilfarro y el exceso. Y es esa una característica de sus paisajes, de sus sentimentales historias puneñas.

Nos remite a lugares y a la vez los crea, este ex embajador, vagabundo, exiliado y regresado, como alguna vez se definió. Pero la soledad también es deseo. Allí están Laura y la mujer de Strasser, sensuales, con nada en común más que una evidencia de la pasión permanente. Sus libros también tienen un vínculo curioso y casi oculto con la historia mundial. En Memorial... retoma la historia del dinamitero de La mujer de Strasser, que no es otro que el Mariscal Tito, el hombre poderoso que gobernó Yugoslavia durante cuarenta años y que en la década del treinta vivió en Jujuy y trabajó junto al padre del escritor en el tendido del ferrocarril. También vuelve sobre el Conde de Montseanou, un noble belga venido a menos que se ganaba la vida tocando el piano en un prostíbulo de La Quiaca. Nombres y apellidos para personajes que no los necesitan.

Sean quienes sean, vengan de donde vengan, sus historias y personajes, vibran al compás de la oralidad de los bosques y las quebradas, de los vientos de la Puna y el desierto, de las pasiones, el sexo, los ritos de la muerte... Quizá guarden algo del diplomático radical "yrigoyenista", del abogado que llegó a ser juez de la Corte Suprema jujeña. Pero habría que volver a Yala, a otros pueblitos jujeños, aunque sea a través de un libro, y preguntar en los boliches, en las procesiones, en el río o en esas calles de frontera.

 Sus historias siguen allí, como Tizón mismo. Hay que ir a buscarlos: sólo está muerto aquello que definitivamente hemos olvidado.

Fuente: revista Ñ