Buscar en este blog

22 jun. 2015

Interesante : conozca el patrimonio de los candidatos a la gobernacion de Cordoba



    El crecimiento en dólares del patrimonio de Juan Schiaretti; evoluciones dispares de los valores de inmuebles y algunas omisiones de Oscar Aguad, y la capacidad de ahorro de Eduardo Accastello están entre las novedades más salientes en las declaraciones de bienes enviadas por los postulantes a la gobernación de Córdoba para las elecciones del 5 de julio.

    La Voz del Interior solicita, en cada campaña, las declaraciones patrimoniales de los candidatos. Hoy publicamos las de los candidatos a gobernador, y mañana, las de los postulantes a legisladores. En LaVoz.com.ar, un interactivo permite hacer cruces comparativos de bienes, ingresos y ahorros, entre otros.

    Dolarizado a la suba

    Schiaretti, quien aspira a volver a ser gobernador, tiene la costumbre de dolarizar los valores de la declaración que entrega a este diario. En tiempos de inflación y pesos devaluados, eso ayuda a tener un parámetro algo más verosímil.
    Según su última presentación, su patrimonio familiar actual es de 857 mil dólares (equivale a casi 7,7 millones de pesos), por lo que creció 19,5 por ciento (en dólares) en comparación con 2013.
    Pero su caso no deja de ser curioso. Casado con la concejala Alejandra Vigo desde 2007, los ingresos del candidato de Unión por Córdoba son los más importantes en su hogar. Sin embargo, el patrimonio de su mujer creció más que el de él.
    La comparación es con la declaración de bienes que el actual diputado nacional le entregó a este diario hace dos años, antes de las elecciones legislativas nacionales.
    En ese momento, Schiaretti informó un patrimonio individual de 399 mil dólares, por lo que trepó 13,3 por ciento, al llegar a 452 mil dólares. En cambio, el de su mujer pasó de 318 mil a 405 mil dólares y tuvo una suba de 27,4 por ciento (siempre en dólares).
    Esa evolución desentona con la plata que todos los meses dice ganar el matrimonio Schiaretti-Vigo.
    En 2013, Schiaretti informó ingresos de 10 mil dólares en promedio por honorarios profesionales, netos de las retenciones por Ganancias.

    Dos años después, declara 8.500 dólares (también netos de Ganancias) como la sumatoria de la dieta de diputado nacional y honorarios (asesor económico y financiero de empresas, según su declaración ante la Oficina Anticorrupción). En definitiva, dice ganar menos.
    Con su mujer, pasa prácticamente lo mismo. En 2013, cobraba 27 mil pesos finales por su dieta como concejala e ingresos como monotributista. Ahora está en 27.500 pesos netos y sólo mantiene la actividad legislativa. Por lo tanto, también viene perdiendo en términos reales.
    El ajuste en ingresos no tuvo la misma correlación con el gasto mensual familiar, que se duplicó, al pasar de 30 mil a 57 mil pesos, es decir, a un ritmo incluso superior al de la inflación.
    Con menos ingresos y más gastos, ¿cómo fue posible el aumento patrimonial? Schiaretti declara los mismos valores de mercado, en dólares, para sus inmuebles y vehículos.
    Los recursos líquidos tampoco ayudan a la explicación. Pasó de 23 mil dólares (depósitos y efectivo) a 18 mil dólares.
    El único renglón que se mueve es el aporte para un seguro de jubilación privada, que pasó de 84 mil a 142 mil dólares (69 por ciento más), aunque no hay una explicación formal sobre ese incremento.
    Eso se podría haber producido por varios motivos: una inyección nueva de fondos, mayores aportes mensuales, un aumento de recursos por el resultado de inversiones de esos fondos o, incluso, algunas o todas estas razones juntas.
    Una pista está en las declaraciones presentadas por Schiaretti en calidad de diputado nacional y que compila la Oficina Anticorrupción. Allí señala que, al cierre de 2014, además del seguro de retiro en la compañía La Buenos Aires, sumó otro en el HSBC por 180.851,40 pesos.
    En cuanto al patrimonio de su mujer, además de la incidencia del seguro previsional privado, también hubo cambios en inmuebles.

    Menos ingresos
    Al igual que Schiaretti, el radical Oscar Aguad, cabeza de la fórmula de la alianza Juntos por Córdoba (UCR, PRO y Frente Cívico), tampoco mejoró sus ingresos en términos reales.
    Hace dos años, cuando se postuló para renovar mandato como diputado nacional, dijo que ganaba 47 mil pesos mensuales como legislador y nueve mil como abogado. En total eran 56 mil pesos.
    Ahora consignó, por las mismas tareas, 61.339 pesos netos (antes de impuestos). Eso significa un escuálido crecimiento de 9,5 por ciento, pulverizado por la inflación. Incluso si la comparación fuera por montos brutos (73.796 pesos), la suba (32 por ciento) tampoco supera el alza de precios.
    Pero, por lo menos, parece que sujetó los gastos familiares, cuyo promedio mensual pasó de 28 mil a 35 mil pesos (25 por ciento más).
    Su nivel patrimonial muestra una evolución dispar. La casa en barrio Jardín Espinosa se revalorizó 78 por ciento en el mercado y 67 por ciento para el fisco.
    Pero el estudio jurídico que comparte en Nueva Córdoba duplicó su precio de mercado, mientras que la valuación fiscal creció más de 330 por ciento. En tanto, sigue informando 70 mil pesos para una hectárea ubicada en Camino a San Antonio que compró en 2009.
    Por lo demás, evitó consignar datos sobre depósitos y ahorros, que sí figuran en la documentación de la Oficina Anticorrupción. En ese formulario oficial consigna que, al inicio del año pasado, tenía títulos TVPY (bonos del Gobierno nacional denominados en dólares estadounidenses), pero al cierre declaró cero pesos por “bonos del Gobierno nacional”.

    El que más ahorra
    En el caso de Eduardo Accastello, que encabeza la fórmula de Córdoba Podemos, el antecedente más cercano es la declaración que presentó a este diario en 2009, cuando intentó llegar al Senado nacional en la boleta del Frente para la Victoria.
    Su situación patrimonial ha registrado las variaciones lógicas que provocó un cambio en su relación conyugal.
    El actual intendente de Villa María, aunque vive en esa ciudad, no declara ninguna propiedad allí. En cambio, dice poseer un inmueble en Juncal 1366 (Ciudad de Buenos Aires), dirección que coincide con un edificio de departamentos.
    Sostiene que adquirió esa unidad de 88,2 metros cuadrados en octubre de 2009 y que, tras la sentencia de divorcio (no menciona la fecha de esta), se le adjudicó la totalidad de la propiedad.
    En autos, sigue fiel a la marca japonesa Toyota. Del modelo Avensis que tenía en 2008 pasó a un Camry en 2011 y a otro similar, pero más nuevo, que adquirió en 2013.
    Ese vehículo, por el que consignó un valor de mercado de 600 mil pesos, equivale al 75 por ciento del precio que consignó para el departamento en Capital Federal (800 mil pesos).
    Pero, además del precio de ese auto, el dato que sobresale de Accastello es su nivel de ahorro. Declaró una tenencia de 20 mil dólares (179 mil pesos según un tipo de cambio de 8,95 pesos, promedio de mayo pasado), además de poseer 193.416,61 pesos en su caja de ahorro.
    Comparado con 2009, el patrimonio que declara pasó de 808 mil pesos a 1.773.416,61 pesos, por lo que en seis años creció prácticamente a la par de la inflación.

    Fuente: La Voz 22.06.15