Buscar en este blog

31 jul. 2013

Carlos Rivas y un texto polémico.Responden Carlotto y Teatro por la Identidad


Surgió la polémica cuando Carlos Rivas, el prestigioso director teatral, se negó a leer un texto de adhesión al Teatro por la  Identidad el colectivo teatral que busca visualizar el trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo, y fundamentó su decisión en un documento que publicara en el diario La Nación. Sus razones están allí y merecieron la encendida respuesta de Estela de Carlotto, y de Teatro por la Identidad. Ud. puede desde aquí leyendo sus posiciones, interiorizarse de que opinan estos referentes en lo que concierne al camino que recorren dentro del entramado complejo de nuestra realidad política las entidades defensoras de Derechos Humanos, que motivan cómo en este caso planteos contundentes.

Dijo Carlos Rivas

Nunca fui peronista. Ni creo que lo sea alguna vez. Nunca fui kirchnerista, y tampoco me veo allí en el futuro, si es que esta facción política tuviese algún futuro. No milito ni milité orgánicamente en ninguna organización política. Me sentí más o menos interpretado, a lo largo de casi 40 años, con lo que hoy se da en llamar "centroizquierda", algo parecido a las socialdemocracias. Fui a la Plaza a apoyar a Alfonsín. Fui a apoyar la elección de Cámpora. Fui a la cárcel de Devoto a reclamar la liberación de los presos políticos. Fui a muchos lados. Y también fui a la ESMA en aquel famoso acto de principio de gestión de Néstor Kirchner  apoyando la recuperación para las organizaciones de derechos humanos de esa vergonzosa institución militar que manchará eternamente la historia argentina.
Me gusta ser argentino, a pesar de las innumerables razones (pobreza y corrupción estructurales, represión, discriminaciones) que la práctica política y social de instituciones varias me han ido dando a lo largo de mi vida, para empujarme a sentir vergüenza más de una vez.
Pretendo ser un artista y colaborar con mi obra a la construcción de una conciencia comunitaria más solidaria, justa, equitativa y de signo nacional. Desde hace más de 40 años voy de teatro en teatro actuando y dirigiendo obras que me alimenten en la comprensión de la vida humana y sus misterios. No soy político. Pero no soy estúpido, creo. Sé que mis actos públicos (a través del teatro) constituyen un acto, también, de naturaleza político-social. Bienvenido sea, pero esencialmente soy un artista (lo pretendo) del teatro argentino.
Admiro la lucha de la Madres de Plaza de Mayo en los "años de plomo". Admiro la lucha de las Abuelas y la altísima dignidad con la que buscan a sus nietos. Admiré (y quisiera que ella me permitiera seguir haciéndolo) a la señora Estela de Carlotto, con un énfasis que tuve el honor de transmitirle personalmente pocos meses atrás, cuando tuvo la deferencia de responder a una invitación nuestra y asistir a una función de la obra Love, love, love , que dirijo. Aunque aborrezco las actitudes "cholulas" y huyo de ellas como de la peste, le pedí que me permitiera tomarme una foto a su lado para mostrársela a mi hijo, con orgullo.
Hace unos días me piden que se lea al público una carta apoyando la nueva edición del ciclo Teatro por la Identidad al finalizar la función de nuestra obra, como es costumbre en todos los teatros de Buenos Aires. Decenas de veces lo hicimos en otros espectáculos y yo mismo, en persona, fui el encargado de leerlo alguna vez. Siempre lo hice muy entusiasmado, como un acto que me obligaba moralmente y a la vez me enaltecía.
Pero esta vez, con enorme dolor, no pude, Estela. La encrucijada moral en la que usted y su organización me encerraron no me dio alternativa. De ahí el motivo de esto que hoy me siento compelido a expresarle.
Al llegar al teatro donde se representa nuestra obra con la intención de leer vuestra carta, me encontré en la puerta misma de nuestra sala (dentro del teatro, no en la calle) con un grupo de legítimos adherentes de Abuelas repartiendo al público que se retiraba el periódico oficial de su organización. En la primera plana estaba una gran foto suya junto a la Señora Gils Carbó, apoyando la exótica y tendenciosamente bautizada “democratización de la Justicia”. Había también otros titulares de primera plana acusando a la Corte Suprema de la Nación de atentar contra actos legítimos de gobierno, por el solo hecho de cumplir con las funciones a las que la Constitución (con la que este gobierno fue elegido) la obliga. En mi barrio no estaba bien visto ir corriendo los arcos en medio de un partido. Imposible para mi conciencia ética ser cómplice de semejante autoritarismo encubierto, contra el que traté de luchar durante toda mi vida. Con la carta de Teatro por la Identidad en la mano, a punto de leerla, me sentí violentado ideológicamente. Víctima de una encerrona fáctica que pretendía obligarme a convertirme en Drácula si la leía o en Frankenstein si no lo hacía.
Pero aun había agravantes éticos más repugnantes a mi conciencia. Esto ocurría el día en que la presidenta de la República pretendía que se aprobara el pliego del general Milani, mientras una madre de desaparecidos de La Rioja lo acusaba de responsabilidad en la desaparición de su hijo conscripto.
Todo esto, además, estando en plena campaña electoral.
¿Cómo no leer al público la carta que apoya el noble objetivo de ayudar a la recuperación de hijos de desaparecidos? ¿Cómo leerla sin estar implícitamente apoyando acciones netamente partidizadas por una organización que (a mi juicio) jamás debió abandonar su misión de reclamar desde ese lugar de dignidad ética, que no es propiedad de ningún gobierno, cualquiera sea su signo político?
Decidí no leerla: no quiero ser parte obligada de la campaña electoral del gobierno nacional. Y pedí que si alguno de mis compañeros de trabajo en el teatro quisiera hacerlo, aclarase al finalizar que no todos los integrantes de la compañía coincidían con esta acción. Debatimos, y se concluyó que no la leeríamos. Así fue. Por primera vez una compañía en la que yo participo no adhirió a lo que siempre habíamos adherido con el corazón.
Tristeza, congoja, desazón. Dolor profundo. Angustia. Noche de pesadillas en mi cama.
Decidí escribir este doloroso texto para explicarme. Decirles a mis amigos, a mi hijo, por qué "traicioné" la noble búsqueda de Estela de Carlotto a pocos días de fotografiarme con ella.
Ayer vi un cartel de la campaña política del Gobierno: "En la vida hay que elegir". Por debajo del afiche creí ver chorrear el pegamento del autoritarismo.
Elijo la duda. No es pragmática y trata de eludir la soberbia de los necios..

Audio de continental en bravo continental : Carlos Rivas denunció autoritarismo encubierto del gobierno...


Respondió Estela de Carlotto:

"Asombrada, pero dolorida a la vez. Qué bueno hubiera sido que toque el timbre de nuestra casa y le habríamos dado las explicaciones, coincidentes o no, que tenemos para hacer estos actos visibles de una política de derechos humanos", apuntó Carlotto, en una entrevista con Radio Continental. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo criticó al director teatral por haber publicado una carta en este matutino (La Nación). "Está muy desinformado. Todo esto es producto de una ira que tiene este hombre, no sé qué fantasía habrá tenido, a lo mejor se habrá creído que soy la Virgen María y soy Estela de Carlotto, una luchadora con errores y virtudes, junto a todas las Abuelas que hace 35 años luchamos para que él y sus hijos no sufran nuevamente un atropello y que le roben el día que se le antoje a esta gente que escribe en ese diario dónde el publicó en contra de esta democracia que estamos construyendo entre todos ", afirmó.

Audio de Continental con respuesta de Estela de Carlotto:


Teatro por la Identidad dice lo suyo, en su documento

 "Dado el estado público que tomó la actitud del elenco de Love, love, love de no leer el texto con el que los espectáculos, todos los años, adhieren a Teatro por la Identidad, creemos importante varias aclaraciones".
 "En primer lugar, una consideración acerca de este mismo estado público. La decisión de leer o no leer, adherir o no adherir a Teatro por la Identidad, es absolutamente libre y personal y no merecería ningún tipo de consideración, salvo en este caso, en el que esa actitud se transforma, vía su publicación en LA NACION, en un hecho político.
 De todos los espectáculos a los que les propusimos la lectura (que no son todos, solamente por nuestras limitaciones logísticas, pero son realmente muchos), el del espectáculo dirigido por Carlos Rivas fue el único que rechazó la acción.
Lo que es una actitud esperable y posible. Pero el hecho de buscar la ampliación mediática de esa actitud, no puede quedar sin respuesta. Porque implica, no solamente una actitud interna de un elenco que, suponemos, habrá sido discutida y decidida en la intimidad de la conciencia individual de cada uno, sino la pretensión de justificar públicamente esa posición.
Por lo que creemos importante tomar la palabra de todos esos otros compañeros actores que sí leyeron el mensaje cuyos espectáculos se listan al final de este texto y de la asociación Teatro por la Identidad.
La lectura de esta carta en las salas comerciales de Buenos Aires es una acción que emprendemos desde 2009 y es fundamental, dada la argumentación de Rivas, mencionar que esta adhesión siempre ha sido total, con absoluta independencia de banderías políticas, contándose, por supuesto, entre quienes leyeron la carta a notorios opositores al Gobierno Nacional. Teatro por la Identidad aprecia la libertad de sus adherentes para actuar en política partidaria, pero basa su acción en la independencia respecto de los partidos políticos. Por eso pretende representar a toda la comunidad teatral.
Es que consideramos que la cuestión de los nietos apropiados y la urgencia de su restitución va claramente mucho más allá de cualquier gobierno o partido. Las actitudes políticas de cualquiera de nuestros compañeros (Incluso las de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo) son independientes, salvo para una mente estrecha, de la indudable justicia de la causa en su conjunto. Los contenidos del diario de Abuelas pueden ser discutidos o polemizados como también la designación de los funcionarios de un gobierno.
Pero poner estas discusiones coyunturales por encima de la necesidad imperiosa de cubrir con un manto de justicia una de las acciones más perversas de la dictadura, y luego difundir esos argumentos buscando en forma oportunista (dada la situación política electoral) el eco mediático, no solamente es no aportar a esa causa, sino jugarle en contra. La tristeza de la contradicción inevitable entre los ideales y la realidad se vive en soledad. No se ventila en los medios. En los medios se actúa políticamente y se decide (cosa que aparentemente es algo que a Rivas no le gusta o que supone "autoritario") y que no es más que el juego libre de nuestra sociedad, y lo que él, claro, finalmente, termina haciendo.
 En el momento de decidir, el elenco dirigido por Rivas, decidió no decir a sus espectadores los contenidos de una carta que a lo único que se refiere es a la problemática concreta que nos encuentra en la urgencia absoluta de cientos de Abuelas que están llegando al fInal de sus días sin la paz de reencontrar a sus nietos robados.
 Decidió no decir, (justamente la carta lo menciona) que son ridículas nuestras rencillas cotidianas frente a la altura de esta causa. Eligió no poner lo importante por sobre lo pasajero. Esta actitud, la de coincidir en lo que coincidimos aunque difiramos en lo que difiramos, es la base de la democracia y de la convivencia.
Lamentamos, aunque respetamos, esa decisión. Pero más lamentamos que, en la búsqueda de una justificación culposa, esta actitud solitaria y respetable, se haya transformado en un hecho de resonancias sórdidas que tiene la virtud de mostrarnos cómo perviven en nuestra sociedad (como viven entre nosotros también estos 400 nietos con identidades cambiadas) las dificultades para encontrarnos con la verdad y la justicia.

Fuentes: La Nación 30 de Julio 2013
Diario Registrado 30 de Julio 2013

Homosexualidad: expresiones del Papa y repercusiones de la comunidad LGTB

Si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?", declaró el papa Francisco ayer en el vuelo de regreso de Brasil, manifestando por primera vez la tolerancia de la jerarquía eclesiástica hacia los homosexuales.
Pero la comunidad homosexual, considera insuficiente estas manifestaciones y demanda acciones más concretas del Papa. Es sumamente interesante leer las expresiones vertidas por Es­te­ban Pau­lón, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na LGBT (Les­bia­nas, Gays, Bi­se­xua­les y Trans) en un reportaje que firma Luis Sch­loss­berg, porque somos demasiados los que ignoramos como viven estas minorías en diferentes partes del mundo donde sus derechos se desconocen en grado superlativo. Léalo y sepa que reclama el dirigente, vale la pena saber de qué se trata cuando habla de la vio­len­cia y dis­cri­mi­na­ción de las per­so­nas LGBT, so­bre to­do en los 76 paí­ses del mun­do en los que se cri­mi­na­li­za y pe­na­li­za la ho­mo­se­xua­li­dad.

La comunidad LGTB no aceptó dichos del Papa y solicitó acciones concretas
Por Luis Schlossberg

An­te los di­chos del pa­pa Fran­cis­co en re­la­ción con la co­mu­ni­dad gay, la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na LGBT se ma­ni­fes­tó en con­tra, pues los con­si­de­ró co­mo una res­pues­ta va­cía al pe­di­do por los de­re­chos por los que lu­chan des­de ha­ce dé­ca­das. Lo que en un pri­mer mo­men­to se to­mó co­mo una aper­tu­ra de Jor­ge Ber­go­glio a un te­ma que ha­ce tiem­po es­tá en de­ba­te, ter­mi­nó sien­do mo­ti­vo de un nue­vo pe­di­do por par­te de la co­mu­ni­dad LGBT pa­ra que in­ter­ven­ga y evi­te los ca­sos de vio­len­cia con­tra la ho­mo­se­xua­li­dad.

“Que ha­ya ha­bla­do en tér­mi­nos que no son des­pec­ti­vos no de­ja de ser po­si­ti­vo”, con­si­de­ró Es­te­ban Pau­lón, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na LGBT (Les­bia­nas, Gays, Bi­se­xua­les y Trans), y con­ti­nuó: “Lo que su­ce­de es que en el fon­do no va­ría de la po­si­ción his­tó­ri­ca de la Igle­sia, vin­cu­la­da a la ‘mi­se­ri­cor­dia’, del de­cir: ‘Yo no con­de­no’, pe­ro le­jos es­tá de sig­ni­fi­car al­gún ti­po de avan­ce en cuan­to a re­co­no­cer al­gún ti­po de de­re­cho, que es lo que de al­gún mo­do se vie­ne re­cla­man­do des­de ha­ce un tiem­po”.

- ¿No en­cuen­tran un acer­ca­mien­to o una in­ten­ción de in­te­gra­ción con es­tos pro­nun­cia­mien­tos?
- Se plan­tea la idea de in­clu­sión, la po­si­bi­li­dad de in­te­grar, pe­ro en nin­gún mo­men­to avan­za so­bre es­tos pun­tos. Evi­ta pro­nun­ciar­se so­bre el ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio y el abor­to. La res­pues­ta de que no ha­bla so­bre es­tos te­mas por­que ya hay una po­si­ción de la Igle­sia es eva­si­va. Evi­ta de­cla­ra­cio­nes que le pue­dan res­tar apo­yo en un mo­men­to en el que in­ten­ta su­mar y cons­truir un sus­ten­to po­pu­lar en re­la­ción con su pa­pa­do. So­la­men­te ha­bla de los te­mas po­si­ti­vos y en Bra­sil, un país que aca­ba de apro­bar el ma­tri­mo­nio en­tre per­so­nas de un mis­mo se­xo y que tie­ne le­yes que ha­bi­li­tan el abor­to, so­bre es­tos te­mas no ha­bla en un en­cuen­tro de la ju­ven­tud. No­so­tros no es­pe­ra­mos un cam­bio doc­tri­na­rio de la Igle­sia en es­te te­ma, so­mos cla­ros en es­to, no cree­mos que lo ha­ya.

- No obs­tan­te, la voz de la Igle­sia tie­ne mu­cho pe­so en la de­ci­sión de mu­chos go­bier­nos, por lo que su po­si­ción pue­de ser cla­ve a la ho­ra de to­mar de­ci­sio­nes so­bre te­mas co­mo es­tos.
- El te­ma es que no­so­tros bus­ca­mos un Es­ta­do lai­co en el sen­ti­do de res­pe­to a to­dos aque­llos que no tie­nen una re­li­gión, por lo que el Es­ta­do de­be to­mar sus de­ci­sio­nes mi­rán­do­nos a to­dos. La de­ci­sión his­tó­ri­ca ne­ga­ti­va en re­la­ción con el ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio, que en mu­chos paí­ses no se ha apro­ba­do, no pue­de ba­sar­se so­la­men­te en una pre­sión con una mi­ra­da ideo­ló­gi­ca de la Igle­sia, si­no que el Es­ta­do de­be de­ci­dir en fun­ción del de­re­cho de to­dos sus ciu­da­da­nos y aquí la orien­ta­ción se­xual no es un con­cep­to li­bre de dis­cri­mi­na­ción.

Con­tra la vio­len­cia

“Sa­bien­do que no va a ha­ber un cam­bio con re­la­ción a la po­si­ción doc­tri­na­ria de la Igle­sia, sí nos pa­re­ce im­por­tan­te y se­ría re­vo­lu­cio­na­rio por par­te del Pa­pa un cam­bio en la po­lí­ti­ca ex­te­rior del Va­ti­ca­no en re­la­ción con la vio­len­cia y dis­cri­mi­na­ción de las per­so­nas LGBT, so­bre to­do en los 76 paí­ses del mun­do en los que se cri­mi­na­li­za y pe­na­li­za la ho­mo­se­xua­li­dad”, se­ña­ló Pau­lón en diá­lo­go con PUN­TAL.

- ¿Qué ti­po de cam­bio es­tán so­li­ci­tan­do?
- En Na­cio­nes Uni­das to­dos los años se pre­sen­ta una pro­pues­ta, que ha im­pul­sa­do Fran­cia, No­rue­ga, Ar­gen­ti­na, Sue­cia, de de­cla­ra­ción de con­de­na a la vio­len­cia a per­so­nas del LGBT, pe­ro el Va­ti­ca­no se ha ali­nea­do con los paí­ses que tie­nen la pe­na­li­za­ción, in­clu­so en 7 de ellos es­tá la pe­na de muer­te, ase­si­na­tos en las pla­zas pú­bli­cas a la vis­ta de to­dos, co­mo pa­ra que sea edu­ca­ti­vo lo que es­tá bien y lo que es­tá mal. Se tra­ta de paí­ses co­mo Irán, Ni­ge­ria, Emi­ra­tos Ára­bes, Ara­bia Sau­di­ta, Qa­tar, Ca­me­rún, en­tre otros. En es­te sen­ti­do, se­ría im­por­tan­te que, si bien no ha­bla del ma­tri­mo­nio gay o el abor­to, que con­de­ne la per­se­cu­ción y vio­len­cia a cual­quier per­so­na en cual­quier par­te del mun­do por cual­quier cir­cuns­tan­cia, in­clui­da su orien­ta­ción se­xual. Di­ce que no es quién pa­ra juz­gar­nos, pe­ro apo­ya a los go­bier­nos que pe­na­li­zan, cri­mi­na­li­zan y ase­si­nan a los ho­mo­se­xua­les.

El res­pon­sa­ble de la fe­de­ra­ción LGBT re­cor­dó el ca­so de Ru­sia, don­de gru­pos neo­na­zis ac­túan a la luz del día con la ca­ra des­cu­bier­ta en ac­tos de vio­len­cia ha­cia la po­bla­ción LGBT, fun­da­men­tal­men­te jó­ve­nes. “An­te es­to, el go­bier­no de Ru­sia no ha­ce na­da e in­clu­so de­fi­ne una le­gis­la­ción que lo apo­ya y la Igle­sia mien­tras tan­to no di­ce na­da”, di­jo y com­ple­tó: “Por eso, con­si­de­ra­mos que es muy con­tra­dic­to­ria su po­si­ción y que la ver­da­de­ra de­vo­lu­ción que pue­de ha­cer el Pa­pa es sa­lir a con­de­nar es­tas si­tua­cio­nes y de­jar so­los a es­tos paí­ses.

- Co­mo Fe­de­ra­ción Na­cio­nal, ¿man­tie­nen en­cuen­tros con or­ga­ni­za­cio­nes de es­tos paí­ses?
- Sí, hay una preo­cu­pa­ción ge­ne­ral con re­la­ción a es­te te­ma, so­bre to­do por­que hay una ex­pec­ta­ti­va en cuan­to a es­te pa­pa­do pue­da ge­ne­rar un cam­bio, aun­que se ve que va to­do en un mis­mo sen­ti­do. La preo­cu­pa­ción es­tá por­que el Va­ti­ca­no eli­ge a una per­so­na que vie­ne de La­ti­noa­mé­ri­ca, de Ar­gen­ti­na, un país que ya cuen­ta con el ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio y pue­de ser to­ma­do co­mo una se­ñal que po­dría de­te­ner el avan­ce en ma­te­ria de de­re­chos.

“Hay que dar un de­ba­te que no es fá­cil en es­te mo­men­to, cuan­do hay mu­cha gen­te que se es­tá reen­con­tran­do con su fe a par­tir de una fi­gu­ra muy ca­ris­má­ti­ca”, con­si­de­ró Pau­lón, y con­clu­yó: “En el fon­do es cam­biar pa­ra no cam­biar na­da y las po­si­cio­nes más dog­má­ti­cas de la Igle­sia con­ti­núan”.

Luis Sch­loss­berg
lsch­loss­berg­@pun­tal­.co­m.ar

30 jul. 2013

Carta abierta a Cristina - Viki Donda-

29 jul. 2013

El Papa Francisco responde a los periodistas en su vuelo de retorno a Europa

La grabadora se detiene en el minuto 84. Durante todo ese tiempo, el papa Francisco, de 76 años, ha contestado de pie las 20 preguntas que le han formulado los 75 periodistas de 14 países que lo acompañan en el Airbus A330 de Alitalia que lo lleva de regreso a Roma desde Río de Janeiro, donde ha presidido la  Jornada Mundial de la Juventud. Ni Jorge Mario Bergoglio ni su portavoz, el padre Federico Lombardi, han pactado ninguna pregunta ni establecido ninguna línea roja. El papa argentino, que confiesa estar bastante cansado pero muy feliz por la acogida de Brasil —“es un pueblo amable, que ama la fiesta, que siempre encuentra un hueco en el sufrimiento para hacer el bien”—, habla sin rodeos de la corrupción en el Banco del Vaticano , de la detención de monseñor Nuncio Scarano  “no ha ido a la cárcel porque se pareciera precisamente a la beata Imelda”—, de la necesidad de una teología de la mujer en la Iglesia católica, de los gais —“¿Quién soy yo para juzgarlos?”— y hasta de su relación con Josep Ratzinger : “La última vez que hubo dos papas no se hablaban entre ellos, se peleaban para ver quién era el verdadero. Yo quiero mucho a Benedicto XVI. Es como tener al abuelo en casa”.

Se refiere por propia iniciativa a los problemas de seguridad surgidos a su llegada a Río de Janeiro: “Se ha hablado de la seguridad por aquí y por allí. No ha habido ni un incidente. Todo era espontáneo. Gracias a que tenía menos seguridad, he podido estar con la gente, abrazarles, saludarles, sin coches blindados. La seguridad es fiarse de un pueblo. Siempre existe el peligro de que un loco haga algo, pero la verdadera locura es poner un espacio blindado entre el obispo y el pueblo. Prefiero el riesgo a esa locura. La cercanía nos hace bien a todos”.

Pregunta. En estos cuatro meses de pontificado ha creado varias comisiones para reformar la Curia vaticana. ¿Qué tipo de reforma tiene en mente? ¿Contempla la posibilidad de suprimir el IOR, el llamado banco del Vaticano?
La parte económica pensaba tratarla el año que viene, porque no es lo más importante que hay que tocar. Sin embargo, la agenda se cambió debido a unas circunstancias que ustedes conocen [los escándalos en el banco del Vaticano], que son de dominio público y que había que enfrentar. Estas cosas suceden en el oficio de gobierno.”
Respuesta. Todo procede de dos vertientes. La primera es que estoy reformando aquello que los cardenales dijeron que se tenía que reformar durante las congregaciones generales [las reuniones preparatorias del cónclave]. Yo me acuerdo de que pedía muchas cosas, pensando que sería otro el que las tendría que hacer… La segunda vertiente es la oportunidad. La parte económica pensaba tratarla el año que viene, porque no es lo más importante que hay que tocar. Sin embargo, la agenda se cambió debido a unas circunstancias que ustedes conocen, , que son de dominio público y que había que enfrentar. Estas cosas suceden en el oficio de gobierno. Uno va por un lado pero le patean un golazo por la parte de allá y lo tiene que atajar, ¿no es cierto? La vida es así y eso es lo lindo de la vida. No sé cómo terminará el IOR. Algunos dicen que tal vez es mejor que sea un banco, otros que es mejor que sea un fondo de ayuda, otros dicen que hay que cerrarlo. Se escuchan estas voces. Yo no sé, me fío del trabajo de las personas que están trabajando en el asunto. En cualquier caso, las características del IOR —sea un banco, un fondo o lo que sea— deben ser la transparencia y la honestidad.

P. Usted dijo que hay personas santas en la Curia y otras que no lo son tanto. ¿Ha encontrado resistencia a su deseo de cambiar las cosas en el Vaticano?
R. Yo no he visto resistencia. Aunque es verdad que todavía no he hecho tantas cosas. Lo que sí he encontrado es ayuda y gente leal. Por ejemplo, a mí me gusta cuando una persona me dice: “Yo no estoy de acuerdo”, y esto lo he encontrado. “Yo esto no lo veo, no estoy de acuerdo, yo se lo digo y luego haga lo que quiera”. Alguien que te dice eso es un verdadero colaborador, y eso lo he encontrado. Pero esos que te dicen: “Ay, qué bonito, qué bonito, qué bonito”, y luego dicen lo contrario en otra parte, todavía no me he dado cuenta. Quizás hay alguno, pero no me he dado cuenta de estas resistencias. En cuatro meses no se pueden encontrar muchas. En cuanto a si hay santos… Hay santos de verdad. Cardenales, sacerdotes, obispos, monjas, laicos… Es gente que reza, que trabaja mucho y que también va, a escondidas, al encuentro de los pobres… Aunque también hay alguno que no es tan santo. Y esos son los que hacen más ruido. Ya sabéis que hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece. Y me duelen esas cosas. Hay algunos que dan escándalo. Tenemos este monseñor en prisión [Nunzio Scarano, acusado de manejar grandes cantidades de dinero negro], y no ha ido a la cárcel porque se pareciera precisamente a la beata Imelda… No era un santo. Son escándalos y hacen daño.

P. Usted no ha hablado todavía sobre el aborto ni sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. En Brasil se ha aprobado una ley que amplía el derecho al aborto y otra que contempla los matrimonios entre personas  del mismo sexo. ¿Por qué no ha hablado sobre eso?
R. La Iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso, no era necesario volver sobre eso, como tampoco hablé sobre la estafa, la mentira u otras cosas sobre las cuales la Iglesia tiene una doctrina clara. No era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos. Además, los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la Iglesia.

P. ¿Pero cuál es su postura en esos temas?
R. La de la Iglesia, soy hijo de la Iglesia.

P. Cuando se ha reunido con los jóvenes argentinos, les ha dicho que a veces se siente enjaulado. ¿A qué se refería exactamente?
R. ¿Usted sabe la de veces que he tenido ganas de pasear por las calles de Roma? Porque a mí me gusta andar por las calles, ¡me gustaba tanto! Y en ese sentido me siento un poco enjaulado. Pero debo decir que los de la Gendarmería vaticana son buenos, son realmente buenos y yo les estoy agradecido. Ahora me dejan hacer algunas cuantas cosas más, pero es su deber garantizar la seguridad. Enjaulado en ese sentido de que a mí me gusta andar por la calle, pero entiendo que no es posible. Lo entiendo. Lo dije en ese sentido. Porque, como decimos en Buenos Aires, yo era un cura callejero. Por cierto, creo que es hora de servir la cena, ¿no tenéis hambre?


P. No. ¿Está usted cansado?
R. No estoy casado, yo soy single [soltero, bromea el Papa].

P. Ha dado la vuelta al mundo una fotografía de cuando partimos de Roma: usted subiendo la escalerilla del avión llevando un maletín negro. Ha habido hipótesis sobre el contenido del maletín. ¿Por qué lo llevaba usted y no un colaborador? ¿Qué había dentro?
R. ¿De verdad que ha llamado la atención eso? No guardaba dentro la llave de la bomba atómica. Llevaba el maletín porque siempre lo he hecho. Dentro llevo la cuchilla de afeitar, el breviario, la agenda, un libro para leer... Ahora llevo uno sobre santa Teresita, de la que soy devoto. Es normal que lleve un maletín cuando viajo. Debemos ser normales. Debemos habituarnos a ser normales. La normalidad de la vida.

P. Usted vive de un modo muy austero en la residencia de Santa Marta, ¿quiere que sus colaboradores, también los cardenales, sigan este ejemplo?
R. El apartamento pontificio no es tan lujoso, es amplio y grande, pero no lujoso. Pero yo no puedo vivir solo o con un pequeño grupito. Necesito a la gente, encontrarme con la gente, hablar con la gente. Por eso, cuando los chicos de las escuelas jesuitas me preguntaron que si era por austeridad o por pobreza, les dije que no, que es por motivos psiquiátricos, porque psicológicamente no puedo vivir solo. Cada uno debe llevar adelante su vida con su modo de vivir y de ser. Los cardenales que trabajan en la Curia no viven como ricos o fastuosos. La austeridad, una austeridad general, creo que es necesaria para todos los que trabajamos en el servicio de la Iglesia. Hay muchas tonalidades de austeridad, cada uno debe de buscar su camino.

El Papa habla a los periodistas en el avión, de regreso a Italia. / L. Z. / POOL (EFE)

P. Hace unas semanas, a un niño que le preguntó si había deseado ser Papa, le respondió que había que estar loco para querer algo así. ¿Le gusta ser Papa? ¿Es feliz siéndolo? ¿Ha acrecentado su fe o por el contrario ha tenido alguna duda?
R. Hacer el trabajo de obispo es una cosa bonita, es bonito. El problema es cuando uno busca ese trabajo, eso ya no es tan bonito, eso no es del Señor. Pero cuando el Señor llama a un sacerdote a convertirse en obispo eso es bonito. Existe siempre el peligro de creerse un poco superior a los otros, un poco príncipe… Son peligros y pecados. Pero el trabajo de obispo es bonito, es ayudar a los hermanos a avanzar. El obispo delante de los fieles para señalar el camino, el obispo en medio de los fieles para ayudar a la comunión, el obispo detrás de los fieles porque los fieles con frecuencia tienen el olfato de la calle. Sí, me gusta ser obispo. En Buenos Aires fui muy feliz. Como obispo, como sacerdote…

P. ¿Y ser Papa también le gusta?
R. Sí, también. Cuando el Señor te pone ahí, si tú haces lo que el Señor te pide, eres feliz. Eso es lo que siento.


P. ¿Cómo debe ser la participación de las mujeres en la Iglesia? ¿Qué piensa de la ordenación de las mujeres?
R. Como dije a los obispos, sobre la participación de las mujeres en la Iglesia no nos podemos limitar a las mujeres monaguillo, a la presidenta de Cáritas, a la catequista… Tiene que haber algo más, hay que hacer una profunda teología de la mujer. En cuanto a la ordenación de las mujeres, la Iglesia ha hablado y dice no. Lo dijo Juan Pablo II, pero con una formulación definitiva. Esa puerta está cerrada. Pero sobre esto quiero decirles algo: la Virgen María era más importante que los apóstoles y que los obispos y que los diáconos y los sacerdotes. La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas. ¿Cómo? Esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor. Creo que falta una explicitación teológica sobre esto.

P. En cuanto al acceso a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar, ¿existe la posibilidad de que algo cambie en la disciplina de la Iglesia y que estos sacramentos sean una ocasión de acercar a estas personas y no una barrera?
R. La Iglesia es madre, debe ir a curar a los heridos con misericordia. Si el Señor no se cansa de perdonar, nosotros no tenemos otra elección que esa. Primero de todo, curar a los heridos. La Iglesia es mamá. Debe ir en este camino de la misericordia, encontrar una misericordia para todos. Pienso que, cuando el hijo pródigo volvió a casa, el papá no le dijo: “¿Quién sos? ¿Qué hiciste con el dinero?”. No, hizo una fiesta. Quizás luego, cuando el hijo quiso hablar, habló. Pero el padre no solo esperó, fue a encontrarlo. Esto es misericordia, esto es kairós. En cuanto al problema de la comunión a las personas en segunda unión —porque los divorciados sí pueden hacer la comunión—, creo que esto es necesario mirarlo en la totalidad de la pastoral matrimonial.

P. ¿Cuál es su relación con Benedicto XVI? ¿Tienen contactos frecuentes? ¿Le ayuda? 
R. La última vez que hubo dos papas o tres papas no se hablaban entre ellos, se estaban peleando a ver quién era el verdadero. Tres llegó a haber durante el Cisma de Occidente. Hay algo que califica mi relación con Benedicto: yo lo quiero mucho. Siempre lo quise mucho, para mí es un hombre de Dios, es un hombre humilde, que reza. Yo fui muy feliz cuando fue electo Papa. También cuando él renunció para mí fue un ejemplo de un grande, un hombre de Dios, un hombre de oración. Él ahora vive en el Vaticano y algunos me dicen: “¿Pero cómo se puede hacer esto, dos papas en el Vaticano? Pero ¿no te molesta, él no te hace la revolución en contra?”. Todas esas cosas que dicen, ¿no? Pero yo encontré una frase para esto: es como tener al abuelo en casa, pero el abuelo sabio. En una familia el abuelo está en casa, es venerado, es amado, es escuchado. Él es un hombre de una prudencia exquisita, no se mete. Yo le digo muchas veces: “Santidad, haga su vida, venga con nosotros”. Para mí, es como tener el abuelo en casa, es mi papá. Si yo tuviera una dificultad o tengo algo que no he entendido, puedo llamarlo. Y cuando fui para hablar de ese problema grande de Vatileaks él me lo contó todo con simplicidad. Además, no sé si saben, pero cuando nos habló en el discurso de despedida, el 28 de febrero, dijo: “Entre ustedes está el próximo Papa y yo prometo obediencia”. Es un grande.

P. ¿Se asustó cuando vio el informe Vatileaks?
R. No. Les voy a contar una anécdota sobre el informe Vatileaks. Cuando fui a ver al papa Benedicto después de mi elección, tras rezar en la capilla [de Castel Gandolfo] nos reunimos en el estudio y había una caja grande y un sobre. Benedicto me dijo: en esta caja grande están todas las declaraciones que han prestado los testigos. Y el resumen y las conclusiones finales están en este sobre. Y aquí se dice tal tal tal… ¡Lo tenía todo en la cabeza! Pero no, no me he asustado. Es un problema grande, pero no me he asustado.

P. La historia de monseñor Battista Ricca [nombrado por el Papa para controlar el banco del Vaticano y en el centro de una polémica por un supuesto pasado de escándalos sexuales] ha dado la vuelta al mundo. Queríamos saber cómo va a afrontar este asunto y todos los relacionados con el supuesto lobby gay en el Vaticano. 
R. Con respecto a monseñor Ricca, he hecho lo que el derecho canónico manda hacer, que es una investigación previa. Y esta investigación no se corresponde con lo que se ha publicado. No hemos encontrado nada. Pero yo querría añadir una cosa sobre esto. Yo pienso que muchas veces en la Iglesia —con relación a este caso o con otros—, se va a buscar los pecados de juventud. Y se publican. No los delitos, los delitos son otra cosa. Los abusos de menores son delitos. Me refiero a los pecados. Pero si una persona —laico, cura o monja— comete un pecado y luego se arrepiente, el Señor la perdona. Y cuando el Señor perdona, olvida. Y esto para nuestra vida es importante. Cuando confesamos, el señor perdona y olvida. Y nosotros no tenemos derecho a no olvidar. Luego usted hablaba del lobby gay. Se escribe mucho del lobby gay. Todavía no me he encontrado con ninguno que me dé el carné de identidad en el Vaticano donde lo diga. Dicen que los hay. Cuando uno se encuentra con una persona así, debe distinguir entre el hecho de ser una persona gay y el hecho de hacer lobby, porque ningún lobby es bueno. Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella. Dice que no se debe marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby. De esta tendencia o el lobby de los avaros, de los políticos, de los masones... Tantos lobbies… Este el problema más grande.

Después de responder a esta cuestión, sin duda la más complicada, la última después de una hora y 20 minutos de conversación, Jorge Bergoglio mira a la periodista que lo ha puesto en el brete y le dice con una amplia sonrisa: “Le agradezco tanto que me haya hecho esta pregunta. Muchas gracias. Gracias a todos”.

Fuente: Pablo Ordaz. El País de España

26 jul. 2013

Acuerdo YPF-Chevrón, opinión de Pérez Esquivel

Buenos Aires, 25 de julio del 2013
¿Desarrollo o Semicolonia?
Acuerdo YPF – Chevrón

Nuestro país ha soportado todo tipo de calamidades, creo más que las 7 plagas bíblicas, pero tenemos la capacidad de sobrevivir y continuar construyendo a pesar de todo.
Una de ellas es la deuda externa que pasó a ser la “deuda eterna”, cuyos fondos buitres no pierden pisada a su víctima.
Los sucesivos gobiernos se negaron y niegan hacer una auditoria para determinar la deuda legítima de la ilegítima,  y hoy los buitres  reclaman el pago de una deuda inmoral e ilegítima y el país debe someterse a tribunales de los EEUU.
Mientras el gobierno insiste en los beneficios alcanzados y en defender la “década ganada” del modelo K, que se autodefine “nacional y popular”, surgen contradicciones e incertidumbres que enervan los ánimos y provocan justificadas tensiones en los diversos sectores sociales, a lo interno del país,  a nivel regional e internacional.
Cuando el gobierno argentino expropió el 51 % de la empresa Repsol de España habló de la nacionalización del petróleo y la recuperación de la soberanía, sin embargo ahora firmó un contrato con la empresa estadounidense Chevrón brindándoles ventajas inéditas. ¿Qué significa esto para nuestra soberanía nacional?

Pongamos en evidencia algunas de las consecuencias del flamante acuerdo de YPF con la petrolera trasnacional:

El juicio que perdió Chevrón en Ecuador por violar Derechos Humanos y la impunidad que le dió la Corte Suprema Argentina

La empresa Chevrón-Texaco después de 20 años de juicio en el Ecuador fue condenada al pago de 19.000 millones de dólares por los daños ocasionados por el derrame de millones de litros de petróleo y la contaminación de ríos y cerca de 500 mil hectáreas en territorio de comunidades indígenas. Daños que fueran denunciadas por las comunidades indígenas y la CONAIE.
La empresa condenada se fue de Ecuador y aterrizó en la Argentina, con el beneplácito del gobierno, y la justicia argentina hizo lugar a la demanda  judicial ecuatoriana y la embargó por el monto adeudado. La empresa apeló el embargo a  la Corte Suprema de Justicia de Argentina quien levantó el embargo, motivado por los acuerdos de YPF- Chevrón, sentando un precedente de impunidad jurídica, que afectará a todos los pueblos latinoamericanos.

Recientemente tuvimos un Congreso en la Academia de Ciencias del Ambiente de Venecia, donde llevé el problema señalado, para que los científicos y juristas evalúen el impacto y consecuencias desde el derecho  internacional y la situación sanitaria e impacto ambiental sobre los pueblos. Porque junto a muchas organizaciones venimos impulsando la creación de un Tribunal Penal Internacional del Medio Ambiente. Es inconcebible que una empresa esté prófuga de la justicia, en este caso la de Ecuador, y pueda seguir operando en otro país.

La Iniciativa del Departamento de Estado Norteamericano y el Fracking

Este acuerdo se enmarca en la  “Iniciativa Glogal de Gas de Esquisto” del Departamento de Estado Norteamericano que nos incluye desde el año 2010. En 2012 tuvimos un encuentro de intelectuales de 21 países en Cuba “Por la paz y la preservación del medio ambiente” junto al Comandante Fidel Castro. En ese encuentro Fidel habló de esta iniciativa del departamento de estado y de que la Argentina es el tercer país, luego de China y Estados Unidos, con mayores reservas de Shale Gas (gas de esquisto). El “Decreto Chevrón” (Dec. Nº 929/13) implica  la explotación de hidrocarburos no convencionales que se extraen mediante un método de fractura hidráulica (fracking), que es altamente contaminante para el medio ambiente y por supuesto para las poblaciones.
Sería importante que el gobierno nacional investigue porque el fracking está prohibido en Francia, en Bulgaria, en el estado de Vermont (USA) y en Quebec (Canadá), mientras que en otros lugares se ha aprobado la moratoria (suspensión), tal como sucedió en Nueva York, y en varias regiones de Europa. No sería la primera vez que los países centrales exportan la contaminación hacia los países del mal llamado “tercer mundo” para cuidar al mal llamado “primer mundo”. ¿Se acuerdan de las papeleras en Uruguay?
¿Esto es soberanía ambiental?

Los Derechos de los Pueblos Originarios
Pero este acuerdo afecta nuestra soberanía en muchos niveles. Por ejemplo viola la normativa internacional y nacional de los derechos de los pueblos indígenas debido a que no fueron consultados previamente a la firma del contrato como establece la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas en su artículo 19, el artículo 6 del Convenio de la OIT Nº 169 sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes,  y el inciso 17 del artículo 75 de la constitución nacional argentina. ¿Y nuestra soberanía plurinacional? ¿El antiimperialismo es sólo de estatuas (Cristóbal Colón por Juana Azurduy)?

¿Tendremos que indemnizar a Chevrón? Los Tratados Bilaterales de Inversión y el CIADI.

El contrato permite que nos sometamos a los tribunales de Francia y los EEUU con motivo de los Tratados Bilaterales de inversión que tenemos con esos países. Esto significa que Chevrón va a venir a llevarse nuestros recursos con facilidades inéditas, contaminarnos, y si luego queremos rescindir el contrato por sus consecuencias desfavorables Chevrón nos hará juicio en el CIADI y le tendremos que pagar miles de millones de dólares de indemnización.
Argentina es el país con más juicios en el mundo dentro del CIADI, un organismo del Banco Mundial que suele dictaminar a favor de las trasnacionales, y el monto aproximado que se nos reclaman empresas extranjeras es de aproximadamente 65.000 millones de dólares.
¿Esto es soberanía jurídica? ¿Se preguntó el gobierno argentino porqué Bolivia, Ecuador y Venezuela denunciaron al CIADI y se retiraron en el 2007, 2009 y 2012 respectivamente? ¿Se preguntó porqué Brasil nunca entró en el CIADI?

Soberanía Energética y unidad latinoamericana

La recuperación del 51 % de YPF y su decreto reglamentario fueron importantes pasos que dimos adelante y que he apoyado personalmente. Pero el gobierno ha desviado el camino en forma grotesca e improvisada, entregando con enormes beneficios uno de los potenciales yacimientos más importantes del mundo: Vaca Muerta. Y permitiendo a Chevrón que gire regalías al exterior sin retenciones y que nos venda nuestro propio petróleo al precio internacional.
¿Es tan difícil pensar en una YPF 100% pública y nacional que haga convenios estratégicos de unidad latinoamericana con las petroleras PDV (Venezuela), Petrobras (Brasil), YPFB (Bolivia) y ANCAP (Uruguay)? ¿Es tán difícil pensar que los recursos naturales de los latinoamericanos sean de los latinoamericanos? ¿es tan difícil pensar que nuestro gobierno invierta lo necesario en investigación y desarrollo de energías renovables para tener nuevos complementos?
La irresponsabilidad gubernamental oculta las graves consecuencias para el pueblo que tiene esta medida como también lo hace con la mega-minería (Barrick Gold y otras) y los agro-tóxicos (Monsanto).
El vice-ministro de economía, Kicillof,  dice alegremente que “vamos a tener un carnaval de actividad”. No sé hasta qué punto quienes gobiernan miden las consecuencias  de lo que representa este contrato y de lo que significa la palabra soberanía. Por algo mantienen en secreto los convenios.
De lo que sí estamos seguros es que “Desarrollo” es lograr el equilibrio entre las necesidades de los pueblos y el medio ambiente.
El gobierno nacional debe consultar de manera vinculante a todo el pueblo argentino sobre estas decisiones que, una vez puestos en marcha, tienen consecuencias irreversibles que afectan muchas generaciones.
Los argentinos debemos debatir para qué queremos nuestra energía y al servicio de quienes, sin olvidar que no somos los dueños de la Madre Tierra, simplemente somos sus hijos y debemos cuidarla y honrarla.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del Servicio Paz y Justicia

25 jul. 2013

Dia Mundial Contra la Mineria, en Defensa del Agua y la Vida en Buenos Aires


Diversas organizaciones ambientalistas, de DDHH y de pueblos originarios realizaron durante el día 23 del corriente mes de Julio, actividades por el "Día Mundial de Acción Contra la Megaminería. En la ciudad de Buenos Aires dieron el presente frente al Congreso Nacional con muestras, una feria de productos, música en vivo y la lectura de un documento conjunto. "Los gobernantes, en clara connivencia con los intereses económicos transnacionales, dejan de lado los intereses del pueblo que reclama ser oído", denunciaron.  


Las organizaciones se comenzaron a reunir sobre la plaza de los dos congresos desde las 17. Hubo exposición de productos alimenticios y editoriales comunitarios, diversos números de música en vivo, y se leyó un documento consensuado entre los colectivos participantes con motivo de la fecha.
"Estas jornadas son una manifestación de los reclamos que nuestros compañeros de distintos lugares del mundo vienen llevando adelante de manera permanente contra el avance de los proyectos megamineros que se encuentran devastando, saqueando y contaminando nuestros territorios", anunciaron a través del documento.

Las organizaciones ambientalistas hicieron un racconto de todas las medidas que fueron tomando para luchar contra esta actividad económica, como las presentaciones judiciales, las movilizaciones masivas, los cortes de ruta, la entrega de pliegos y las campañas de concientización a la población. "Todas estas acciones han sido desestimadas por los gobernantes, - denunciaron - que en clara connivencia con los intereses económicos transnacionales, dejan de lado los intereses del pueblo que reclama ser oído".

La megaminería a cielo abierto "destruye nuestra naturaleza y explota a nuestras poblaciones, resquebrajando las economías regionales y deteriorando nuestros lazos comunitarios", denunciaron, y mencionaron a las empresas encargadas de este saqueo: Monsanto, Barrik Gold, Vale, Techint, Cargill, Minera La Alumbrera, YMAD UTE, Minera Agua Rica, Repsol, pan American Silver, Pan American Energy y Alto Paraná, entre otras que desfilaron en la denuncia.

Asimismo, desde el documento los organizadores remarcaron la falta de verdad del argumento que sostiene que la actividad extractiva megaminera deja riquezas para un país: "éstas megaempresas no generan un importante ingreso para el país ni mano de obra abundante, la flexibilización y precarización laboral es moneda corriente para los trabajadores mineros, y la migración forzada y la trata de personas está relacionada a estos emprendimientos extractivos, estos modelos energéticos hidrocarburos-dependientes", denunciaron. "Los pueblos en lucha no nos oponemos a toda actividad minera, sino a una modalidad específica que implica la explotación de mega proyectos de minería transnacional a gran escala y extranjerizante", aclararon.

Finalmente, le dedicaron un apartado especial al acuerdo YFP-Chevron: "nuevas formas de extrativismo están siendo inoculadas en nuestros territorios, como la técnica experimental de explotación de hidrocarburos no convencionales conocida como fractura hidráulica o fracking - denunciaron - Nuevos acuerdos y marcos jurídicos están entregando nuestros bienes comunes a corporaciones ecocidas y genocidas como Chevron. Como en las décadas neoliberales nos imponen la destrucción de nuestro ambiente con el discurso de que no existen alternativas a estos modelos energéticos hidrocarburos-dependientes".

Luego de la lectura del documento varios representantes de organizaciones ambientalistas del país y del mundo acercaron su solidaridad y brindaron algunas palabras a los presentes.
Tal es el caso de un ambientalista colombiano, quien dio un panorama sobre la situación en su país: "El 60 por ciento de las montañas está concesionada para la explotación minera a cielo abierto para sacar oro, platino, uranio, plomo y plata. Así que la lucha no está sólo aquí en Argentina, Chile o Perú. Es en toda latinoamérica que se está resistiendo a los rigores de la minería, de las petroleras, de las madereras."

Por su parte, una representante de la Asamblea El Algarrobo, de Andalgalá (Catamarca) acercó también sus palabras a los presentes: "Con la Minera La Alumbrera lo que ahora estamos sufriendo son las consecuencias a nivel enfermedad. De progreso, nada, todo mentira. Y tenemos también el proyecto de Agua Rica, que queda a 15 kilómetros de nuestro departamento. Nosotros venimos resistiendo haciendo presentaciones frente a la justicia, pero la justicia en Catamarca no existe, porque es parte de este modelo".

"Me emociona mucho realmente, porque donde yo vivo se ve tan diferente - se emocionó la vocera de la Asamblea El Algarrobo - Pero veresto me fortalece, y nos debe fortalecer a todos para hacerle frente a la megaminería. Somos nosotros solamente, la gente, los movimientos sociales los que dándonos una mano unos a otros podemos llegar a cambiar algo (...) Nosotros vamos a cumplir ahora en septiembre 200 caminatas que venimso haciendo en contra de la megaminería para que no se nos instale este proyecto de Agua Rica. Nuestro Valle es una herradura de montañas, que están llenas de riquezas, pero no se puede hacer el daño que se está haciendo con ellas".

También acercó su apoyo a la lucha contra la megaminería un representante de la comunidad mapuche de la patagonia: "Hace 11 años que empezamos a luchar en Esquel contra la megaminería (...) Comenzamos a caminar porque sabíamos que se venía algo muy pesado, algo que iba destrozar a nuestra mapu, nuestra tierra. Ese lugar era un cerro en el que se había descubierto oro. Hace 10 años se le dijo `no a la megaminería´ en Esquel. Hace unos meses atrás caminábamos todos juntos recordando esa lucha, donde estábamos todos en un plebiscito diciendo `No, no queremos esto, no queremos contaminación, no queremos masacre´. El 70 por ciento de las aguas en Argentina ya están contaminadas. En la patagonia hay lagunas que se han secado, que eran de lo único desde donde se podía tomar. Hay lugares donde nacen chicos y animales con malformaciones, o muertos. Todo eso debido a la contaminación que produce la megaminería a cielo abierto. La verdad que si tenés mucho dinero en tus bolsillos pero al enfermedad en tu cuerpo, no es un buen negocio."

 Informe e imágenes: ANRed.
Fuente: No a la  Mina

24 jul. 2013

Murió el represor Bruno Laborda



Mientras se desarrolla el juicio por la Megacausa La Perla, murió uno de los imputados Bruno Laborda.  

Quién era Bruno Laborda
Laborda,  este represor de 74 años era un exmilitar del Tercer Cuerpo de Ejército de Córdoba, estaba imputado por una privación ilegitima de la libertad y 5 homicidios calificados. Era enjuiciado en la causa por los secuestros, tormentos y muerte de José Carlos Perucca; Rita Ales de Espíndola, quien se encontraba embarazada y cuya hija fue restituída a sus familiares antes de ser fusilada en La Perla; Daniel Santos y Pascual Héctor Ortega López, y Raúl José Suffi.
Desde diciembre de 1976 se desempeñó en el Batallón de Comunicaciones 141 en Córdoba. Con el grado de subteniente actuó como "número" en operativos del Destacamento de Inteligencia 141 en "La Perla" y otros lugares dependientes del Ejército, informa el Diario del Juicio

Antecedentes que conocemos

Este sujeto asesinó entre otros a Rita Ales de Espíndola, la hija de Susana Dillon. Es una historia trágica que Susana se encargó de relatar a viva voz adonde tuviera ocasión de participar para referir el accionar del terrorismo de Estado haciendo docencia con su prédica a favor de los Derechos Humanos, o sea del derecho a la vida para los que aún hoy no entienden  o no quieren entender. 

En el año 2004 se produjo una circunstancia especial, Bruno Laborda se sintió desplazado en sus posibilidades de avanzar jerárquicamente en su carrera y le envió un reclamo administrativo al Jefe del Ejército, general Bendini expresándole sus observaciones haciendo un pormenorizado detalle de los “heroicos” servicios que le había prestado a la Nación desde las filas del Ejército por los cuales reclamaba su postergación en el escalafón. Entre esos actos confesos están sus crímenes, es un documento de una dureza extrema, fue publicado por la prensa.

Pero hoy murió Bruno Laborda, la Justicia llegó tarde, y más de treinta años de lucha no le bastaron a Susana Dillon para lograr el veredicto que la historia reciente le quedó debiendo.

Pepi Dillon, escribió hoy ante esta noticia:
Hoy murió Guillermo Bruno Laborda, el asesino de mi mamá, Rita Alés de Espíndola, hace unos años confesó esta atrocidad:
Entre los hechos que confesó el milico está el transporte en ambulancia desde el Hospital Militar de Córdoba hasta el campo de fusilamiento del batallón de una mujer que el día anterior había dado a luz. “Fue lo más traumático que me tocó sentir en mi vida –señaló–. La desesperación, el llanto continuo, el hedor propio de la adrenalina que emana de aquellos que presienten su final, sus gritos desesperados implorando que si realmente éramos cristianos le juráramos que no la íbamos a matar fue lo más patético, angustiante y triste que sentí en la vida y que jamás pude olvidar. A órdenes del jefe de la unidad, el entonces teniente coronel (Alberto) Solari, todos los oficiales procedimos a fusilar a esta terrorista que, arrodillada y con los ojos vendados, recibió el impacto de más de veinte balazos de distintos calibres. Su sangre, a pesar de la distancia, nos salpicó a todos.”

Hasta el dia de hoy no me puedo borrar estas palabras que se hicieron imagenes en mi cabeza como una pesadilla.
Hoy, un dia de mierda, la muerte no es una condena.

 El juicio por la Megacausa La Perla sigue en los Tribunales Federales de Córdoba, donde más 900 testigos desgranan sus dolorosas experiencias  en los centros clandestinos de detención “La Perla" y "La Ribera” en esta etapa que dejó 417 víctimas. Ahora quedan 41 imputados, Bruno Laborda murió pero su sentencia la firmó él mismo el día que de su puño y letra reveló su foja de servicios. Material para el análisis por estos días en que estamos perplejos ante los antecedentes del actual Jefe del Ejército.

CIUDADANOS AUTOCONVOCADOS DE RIO CUARTO