Buscar en este blog

14 sept. 2015

Reforma Política en Río Cuarto, esa cuenta pendiente

¿Qué reforma política?

Por estos días los medios comentan los avatares que transita la reforma política en la ciudad. Urgido por la necesidad determinada por el Tribunal Superior el gobierno debe determinar la conformación de una Junta Electoral local y ese trámite administrativo insalvable es el punto de partida a esta propuesta de tratar el tema.

Se le suma a esta circunstancia, las motivaciones políticas que mueven los engranajes de las estructuras partidarias locales y así cada cual baraja las modificaciones que les son convenientes coyunturalmente. O sea que como siempre, cada cual pretende llevar agua para su molino...

De allí en más, los ciudadanos estamos esperando y desde hace mucho tiempo una reforma que determine cambios sustanciales en la participación y por ende representación de la gente, más allá del discutido voto joven.

Cuando a raíz de los especiales y críticos momentos generados a partir  de la caída del gobierno de la Alianza en el 2001,  nos empezamos a movilizar en ésta como en tantos lugares del país, el tema que surgió en la ciudad fue el de lograr un cambio que realmente validara la representatividad de aquellos que accedían a la conducción especialmente en el órgano legislativo de gobierno, o sea en el Concejo Deliberante.

Presentamos un proyecto al respecto que se basaba en la participación desde los distintos barrios de la ciudad que en una nueva disposición de circunscripciones eligiera sus consejales entre los vecinos de los diferentes sectores, para aproximar el Concejo a la gente, y viceversa. Y por cierto otra demanda contenida en esa propuesta exigía la eliminación de la Lista Sábana.

Tenemos contabilizadas las innumerables reuniones que solicitamos, y algunas que conseguimos cuando Juan Jure era por entonces el presidente del Concejo Deliberante y el delfín par aspirante a la intendencia. Las promesas se tornaron en caballito de campaña del actual intendente y así hasta que hicieron una Audiencia Pública y  una jornada de debate donde  con una interesante concurrencia participó la gente común ante funcionarios que supemos...tomaron nota de las inquietudes.

Jure fue elegido intendente y las promesas de cambio fueron diluyéndose en el tiempo. Nadie del arco opositor tampoco retomó el tema. La Lista Sábana, por ejemplo en promesa de Yuni, cuando asumió como Presidente del Concejo Deliberante  debría ser eliminada en un plazo no mayor de seis meses de acuerdo a un reportaje publicado por el diario local el 3 de Julio del año 2008.

Ahora esta intento de reforma política sinceramente duele, por que si rememoramos los días en que los vecinos en la calle demandaban  participación real  creando canales de participación y de los políticos compromiso serio con cambios veraces y palpables que hicieran superar la mediocridad de un sistema, cuando vemos estas propuestas de hoy no podemos sino considerar que estamos en un movimiento netamente gatopardista en el cual algo tiene que cambiar para que todo siga igual.

A esto hemos llegado, es de esperar que los partidos políticos, esos que reciclaron a todas sus figuras y sumaron a sus consecuentes punteros y seguidores a cargos públicos, en algún momento vuelvan a analizar cuales son los cambios que la sociedad le pidió en su momento.

Por que las promesas incumplidas, como esta de un cambio  para una reforma política en la ciudad, son una cuenta pendiente que la memoria colectiva de la sociedad en algún momento se las demadará.

CIUDADANOS AUTOCONVOCADOS DE RIO CUARTO