Buscar en este blog

24 sept. 2015

Francisco en Estados Unidos: el mensaje de una niña al Papa

La carta que Sophie le entregó al PapaSophie Cruz, de cinco años e hija de una pareja de mexicanos indocumentados, le dio al Papa un mensaje sobre migración y una carta con un pedido

WASHINGTON.- Una niña de 5 años, con trenzas en el cabello y vestida en colores brillantes que fue llevada hasta el papa Francisco para recibir la bendición durante su recorrido ayer por Washington, entregó al pontífice un mensaje sobre migración, uno de los temas trabados por la política estadounidense y que el pontífice mencionó desde su primer discurso en el país.

La niña, Sophie Cruz, de South Gate, California, entregó al Papa una camiseta amarillo brillante y una carta en la que expresa su deseo de que a su madre, su padre y millones de personas más que no tienen residencia legal en Estados Unidos se les permita permanecer en el país, junto con un dibujo sobre la igualdad que mostró el diario The Washington Post.

"Mis amiguitos y yo nos amamos sin importar el color de nuestra piel", dice el mensaje escrito en español con lápices de colores y acompañado por un dibujo del Papa con niños.

Sophie rebasó la barricada y se acercó al papamóvil, llevando una camiseta con la leyenda: "Papa: rescate a DAPA para que la legalización sea su bendición''. Las siglas corresponden al programa de suspensión temporal de deportación de padres de estadounidenses, que evitaría la deportación a los padres de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que han estado en el país durante algunos años, pero que está suspendido luego de la demanda legal por parte de 26 estados para bloquearlo.

 "Me da miedo que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se lleve a mi familia'', dijo Sophie Cruz a la agencia The Associated Press.

Sophie se intimidó cuando un guardaespaldas se le acercó. Pero cuando el papa le hizo un gesto, permitió que el guardaespaldas la cargara y la llevara para recibir un beso del pontífice y la bendición. Un guardia llevó la camiseta y el mensaje hasta el papamóvil.

 Fuente: LA NACION 24.09.15