Buscar en este blog

6 ago. 2015

En Areco: ruta 8 cortada por el desborde del río

Se desbordó el Río Areco, la ruta 8 está cortada y hay evacuados en Berisso

El temporal provoca inundaciones y evacuaciones en el conurbano y en toda la zona afectada por la crecida del agua en esa localidad, donde cayeron más de 160 milímetros
La intensa lluvia que cayó en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores desde anoche hasta poco antes del mediodía de hoy alcanzó para traer numerosas complicaciones a los vecinos del área metropolitana. Sin embargo, el pronóstico metereológico indica que la lluvia, que ya paró, vuelva cerca de las seis de la tarde, y siga hasta mañana.

Cerca de 20 familias debieron ser evacuadas en Berisso por el intenso temporal que afecta a La Plata y alrededores, informaron desde Defensa Civil. También hubo inundaciones en diversos barrios del conurbano, como Merlo, Quilmes y Lomas de Zamora.
Hacia el norte, se produjeron anegamientos en Pilar, Tigre, Zárate y en la ciudad de San Antonio de Areco. Allí, la crecida del río Areco dejó varios barrios sin luz y llevó a la municipalidad a cortar el tránsito de la ruta 8, dejando a la ciudad sin accesos.

Sin luz y sin ruta en Areco

El intendente de San Antonio de Areco, Francisco "Paco" Durañona, dijo que desde el municipio prevén "cinco días muy duros", puesto que ya han tenido "esta experiencia, por estar cerca de un río". En diálogo con radio América, explicó que debido a los anegamientos, se decidió cortar la ruta 8, para evitar accidentes viales.
El tránsito es desviado hacia la ruta 9. Sin embargo, como el río Areco también pasa por allí, se había desbordado y el acceso a la ciudad está cortado. Es decir que no se puede llegar ni desde Arrecifes ni desde Buenos Aires.
En tanto, el Barrio Amespil, Los Horneros, Don Pancho, Canuglio, están sin luz, y muchos vecinos de esos barrios se autoevacuaron. Hasta las ocho y media de la mañana, ya habían caído 160 milímetros de agua, pero aún se esperaba la llegada del caudal producto de los 125 que llovieron en Giles y los 100 que llovieron en Carmen de Areco.

Fuente: La Nación 6.08.15