Buscar en este blog

26 ago. 2015

Carlos Paz movilizada: hallaron los restos de una joven mujer desaparecida el lunes.

Hallaron los restos de Ingrid en el camino a La Cruz

Los restos de Ingrid Vidosa (25 años), la joven que había desaparecido el lunes pasado, fueron hallados ayer en la segunda estación del sendero de la Cruz.

 

Una historia que se repite en Villa Carlos Paz. En horas del mediodía de ayer cuando la noticia se conocía que el cuerpo de una joven había sorprendido a una familia de turistas que descendían del cerro de La Cruz, los fantasmas volvieron a sacudir a la sociedad que había sido alertada en horas tempranas por la desaparición de Ingrid. 
 
Ingrid Vidosa, madre de una pequeña, se había ido de su hogar en Mayú Sumaj cerca de las 16 del lunes y nunca regresó. Sus restos fueron hallados ayer en el cerro y avivaron los fantasmas del asesinato de Andrea Castana. Sus restos fueron encontrados a la altura de la segunda estación del Vía Crucis y la fiscal Alejandra Hillman cerca de las 18 confirmaba que se trataba de la joven extraviada, quien trabajaba como cajera en la sede que la Cooperativa Integral en San Antonio de Arredondo.
Ingrid era intensamente buscada por el personal de la Departamental Punilla, luego que sus padres radicaran una denuncia y contaran que la joven se había ausentado de su vivienda para asistir a una entrevista de trabajo y nunca más volvió. La última comunicación con su familia se registró a las 16 del lunes y desde ese entonces su teléfono celular se apagó.
 
Un niño que había subido a La Cruz junto a sus padres fue quien alcanzó a divisar el cadáver y alertó a los dos guías turísticos que estaban en la base del cerro. Los dos empleados no podían creer el relato del pequeño y sintieron que vivían un "deja vú", porque también habían estado en el lugar en marzo cuando encontraron los cuerpos de Andrea Castana y Hernán Sánchez.
 
Pese al hermetismo que aplicó la fiscalía a cargo trascendió que el cuerpo de Ingrid estaba a unos 50 metros de la primera estación y la fiscal Alejandra Hillman se mostró muy prudente en torno a las primeras informaciones que se conocieron. Recién confirmó que se trataba de Ingrid cerca de las 18,15. La espera provocó algunas escenas de mucha tensión entre los familiares y amigos de la joven y personal de la Policía de Córdoba y hasta el jefe comunal de Mayú Sumaj, Fabián Flores, terminaron involucrados.
 
La joven es nieta de Ariel Vidosa, el amigo de la infancia de Ernesto "Che" Guevara", al tiempo que su familia ha participado activamente en la vida política del sur de Punilla. La noticia de la desaparición y el posterior hallazgo del cadáver enlutó a todos los vecinos de la zona, quienes todavía no logran salir de su asombro y reclaman ante la justicia que se esclarezca la muerte.
 
Mirta Ramallo, madre de la joven,  manifestó: "Ella estaba en casa y salió a una entrevista de trabajo en el centro de Carlos Paz. Salió y no regresó. Tenía trabajo en la Coopi y es la primera vez que se va. Vivía con el padre (Carlos Vidosa). Salió y me dijo que volvería rápidamente, porque me plancharía el pelo. El padre se comunicó diciendo que Ingrid no aparecía y que le mandó un mensaje diciendo que la dejaran tranquila y que estaba cansada de todo. No tenía problemas depresivos, pero nos enteramos que al salir de esa entrevista habría discutido con su novio Marcos".
 
Anoche, mientras se hacía otra marcha en reclamo de Justicia, trascendió que antes de salir de su hogar, Ingrid había estado en el medio de una pelea y discusión entre su padre y su pareja. Un joven oriundo de Tanti, que es vendedor de productos químicos y que desde enero no tenía buenas relaciones con la familia Vidosa. A tal punto, que tendría en su contra denuncias por violencia y restricciones en cuanto a domicilios de una ex pareja y de familiares de Ingrid. 
 
Familiares directos de Ingrid que dialogaron con El Diario en forma exclusiva mostraron copias de denuncias en contra de Marcos y señalaron que "el problema con la pareja de Ingrid surgió porque se hacía "el piola" con las primitas de Ingrid. Pero ella lo defendía."
No obstante, el caso recayó en la Fiscalía N° 1 cargo de Gustavo Marchetti, pero por licencia por enfermedad de su titular, la tomó la Fiscalía N°2, a cargo de Ricardo Mazzuchi pero que está bajo la órbita de la Fiscalía General de la Provincia. A eso se debió que ayer en la escena del hallazgo estaban Mazzuchi y la fiscal general adjunta Alejandra Hillman.
 
El trabajo a priori de los fiscales fue impecable. No hubo apresuramiento y se resguardó la escena. Hubo silencio hermético. Las muestras para los respectivos exámenes se tomaron con tiempo y exhaustivamente y la Policía Judicial tuvo que esperar bastante para levantar el cuerpo. Mientras trabajaban los investigadores en el cerro los padres ya sabían que era su hija por la descripción de la ropa que llevaba.
 
Anoche, la mismísima fiscal Hillman tuvo en frente a Marcos y el interrogatorio duró más de cuatro horas. No obstante, trascendió extraoficialmente que hoy revisarían las cuatro cámaras que existen en los comercios que dan al pie del sendero y que ya fueron solicitadas.
 
Al cierre de esta edición todas las investigaciones se orientaban hacia un presunto caso de femicidio y se descartaba de plano un suicidio. 
 
Los interrogantes, que aún quedan flotando, son por qué otra vez en el sendero de La Cruz y cómo nadie escuchó nada, ya que desde las 16 del lunes hasta el hallazgo del cuerpo hubo vigilancia en el sector y muchas visitas al cerro.

 Marcharon para reclamar justicia por la muerte de Ingrid Vidosa

 Carlos Paz. Una importante cantidad de vecinos se movilizó por las calles de Carlos Paz para reclamar justicia por la muerte de Ingrid Vidosa, la joven que había desaparecido el lunes pasado y cuyo cuerpo apareció sin vida en el Cerro de la Cruz. También se hizo una concentración frente a la sede de la Departamental Punilla y se recordaron las muertes de Andrea Castana y Hernán Sánchez, quienes fueron encontrados el 13 de marzo en el cerro.

Los manifestantes avanzaron por la Av. San Martín y cortaron el tránsito por varios minutos, al tiempo que en el lugar se hicieron presentes amigas de Andrea y los padres del fotógrafo, que volvieron a exigir que se encuentren a los culpables por los crímenes.

En declaraciones a El Diario, el tío de Ingrid, Juan Pablo Vidosa manifestó: "Nunca nos dijeron nada, supuestamente no encontraron ni la billetera, ni el teléfono y mandaron a pedir los documentos. Mi hermano no me comentó nada sobre algún mensaje de ella. Yo no pude verla a mi sobrina y mi familia se ha retirado. Mi hermano está muy mal, por eso no quiso hablar y salimos para reclamar”.

Fuente:  El Diario de Carlos Paz 26.08.15