Buscar en este blog

25 ago. 2015

Violencia de género: las denuncias en Huinca Renancó y un caso de justicia a la cordobesa

 La violencia de género es un problema social que no reconce límites. La situación en nuestro país que da cuentas permanentemente de situaciones que se viven en toda nuestra geografía y en distintos estratos sociales. Es interesante releer la estadística que se conoce de Huinca Renancó una población de 9.000 habitantes, ubicada en el sur de la provincia  a 200 de nuestra ciudad.
 
Allí dan cuenta de que en el primer semestre hubo 100 denuncias por hechos de violencia de género. Todo un número que manifiesta la magnitud del problema. Dice la nota:
 
En el primer semestre del año hubo 100 denuncias en los Tribunales de Huinca 
 
 Huinca Renancó.- En el primer semestre de este año, la Fiscalía de esta ciudad receptó un importante número de denuncias por casos de violencia familiar contra personas de esta localidad y también de la región, y por estos casos ya hubo varios detenidos.

El dato que expone una problemática seria también refleja la toma de conciencia de las víctimas, quienes cada día se animan más a denunciar. En total ya son cien las presentaciones en los Tribunales donde funciona el Juzgado de Violencia. Cabe recordar que en 2014 fueron unas 240 denuncias, y 12 las personas detenidas por estos hechos.

Asimismo, el año anterior, desde los Tribunales huinquenses se elevaron a juicio 30 causas por violencia familiar a las Cámaras del Crimen de Río Cuarto.

Desde la Fiscalía se les da prioridad a las causas que involucran delitos de violencia familiar, asignándoles un trámite ágil, previo informes psicológicos, garantizando el debido derecho de defensa del imputado y haciendo hincapié en las garantías que la ley nacional 24.417 y la ley provincial 9283, así como los pactos internacionales, le asignan a la víctima.

La Casa de la Víctima en Huinca Renancó, repartición municipal destinada a casos de violencia familiar, está a "cama caliente", ya que hoy alberga y contiene a niños y madres que padecen este tipo de situaciones y que tampoco tienen dónde ir.

En el lugar se les brinda todo tipo de asistencia y contención hasta tanto se resuelve la situación. Asimismo, también se da intervención a la agrupación “Sin violencia” que se creó en Huinca para que también brinde apoyo a las víctimas.

El insulto, la agresión verbal o los golpes internos son mucho más frecuentes, no dejan huella visible y no son fácilmente detectables.

Este tipo de situaciones precisan pericias psicológicas o de estudios complejos para saber si una persona tiene un golpe interno; "el golpe que más duele es el que no se ve”, aseguran los profesionales.

Caso testigo


Sin dudas, uno de los casos emblemáticos en el Departamento Roca fue el caso Milton Rosso, del cual recientemente se conoció la condena de parte de la Cámara del Crimen de Río Cuarto, que sentenció al acusado de golpear a su ex pareja a tres años de prisión en suspenso, tras la realización de un juicio abreviado.

Fue la propia víctima, Agustina Huber, quien cuestionó dicho fallo. Con un estremecedor relato esta joven que tuvo que dejar su pueblo natal (Mattaldi) ante el temor por represalias, contó el calvario que vivió por más de cinco años y que, según dijo, la Justicia resolvió en 15 minutos. La pena contra el imputado se redujo ya que éste admitió seis episodios de violencia contra su ex pareja, entre ellos privación ilegítima de la libertad y lesiones gravísimas.

Según indicó una fuente tribunalicia, los casos de violencia "son moneda corriente" y casi a diario se receptan denuncias de víctimas. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana la Policía local debió intervenir ante una fuerte discusión entre un sujeto y su ex pareja, en la madrugada del domingo. En este caso el sujeto, en estado de ebriedad, quien agraviaba a su ex pareja, fue demorado y alojado en la dependencia policial por infracción al Código de Faltas. Los uniformados llegaron a tiempo a advertir la situación e impidieron que el caso pasara a mayores. 
 
Fuente: Puntal 25.08.15