Buscar en este blog

5 ago. 2015

Mendoza: incidentes en casa de Gobierno dejan saldo de 20 heridos

imagen
Foto diario Los Andes

Heridos, gas pimienta y caos absoluto en Casa de Gobierno por una protesta de policías retirados

Irrumpieron en el cuarto piso para reclamar haberes adeudados. Exigieron hablar con Pérez. Infantería lanzó gases. Más de 20 heridos.

Por Virginia Di Bari *
 
Una jornada violenta se desencadenó esta mañana en Casa de Gobierno cuando el mandatario provincial, Francisco Pérez, se aprestaba a encabezar un acto en el cuarto piso. Unos 50 ex policías y penitenciarios retirados lograron sortear la custodia del edificio, llegaron hasta las puertas de la Gobernación y exigieron hablar con 'Paco' para reclamarle salarios adeudados desde hace cuatro años. La situación se tensó, personal de Infantería lanzó gas pimienta y todo se descontroló. Hubo corridas, heridos y destrozos de muebles y vidrios.

La carpa del gremio que nuclea a los ex uniformados se instaló temprano al costado de la Casa de Gobierno. La Asociación Mutual del Personal Policial (Amuppol) exige al Ejecutivo que “deje de dar vueltas” y pague “de una vez” todo lo que les debe a casi 3 mil familias en conceptos de aguinaldos, aumentos y retroactivos, entre otros ítems, que les corresponden por ley.

Pero antes del mediodía, más manifestantes se concentraron en el lugar, y un grupo de ellos decidió llegar hasta el despacho del Gobernador para pedirle respuestas concretas. Ellos dicen que esta decisión se tomó porque “están cansados de que el Ejecutivo haga promesas que luego no cumple” cada vez que las partes se reúnen para negociar.

“Estamos reclamando lo que nos han robado a todos los retirados policiales a lo largo de los últimos años. Se trata de cerca de 1.200 millones de pesos. De 2013 en adelante no hemos recibido ningún aumento ni actualización ni retroactivos. Es un infierno. No nos pagan porque no se les canta”, explicó Omar Alcalde, presidente de la Asociación Mutual del Personal Policial.

A la fuerza ingresaron en el edificio gubernamental y llegaron hasta el hall central de la Gobernación. Cuando Alcalde entró para supuestamente reunirse en una oficina de Hacienda, Infantería, equipada con escudos, comenzó a largar gas pimienta para dispersar a los manifestantes y evitar que avanzaran hacia donde se encontraba Pérez.

Ahí se desencadenaron enfrentamientos y corridas. Algunos comenzaron a romper vidrios de las ventanas del lugar para poder respirar, hubo alrededor de 20 heridos y varias personas afectadas por los gases que prácticamente impidieron respirar. Este escenario obligó, incluso, a desalojar parte de la Casa de Gobierno.

El jefe de la Policía, Juan Carlos Caleri, detalló el operativo de desalojo: “Fue necesario usar la fuerza pública para contenerlos, mediante el uso de diferentes gases lacrimógenos. Con eso logramos desalojarlos".

Fuente Los Andes 05.08.15