Buscar en este blog

6 ago. 2015

La Justicia que tenemos: revelador reportaje a Nancy Carena, una víctima de la policia de nuestra ciudad

Dice Nancy Carena : “Estoy tan embroncada: 5 años esperando y los dejan libres”

Por Alejandro Fara*

La mujer que con su valiente denuncia puso en el banquillo a dos policías se lamentó de que la fiscalía haya acordado con la defensa un juicio abreviado que permitiría a los acusados continuar en libertad.
 
Nancy Carena fue la persona que más sintió el impacto de lo que sucedió el martes en los tribunales provinciales: después de 5 años de impulsar el juicio contra los policías José María Auce y Oscar Alberto Gutiérrez por la fiesta de alcohol y drogas que se montó en la alcaidía del centro, volvió a su casa de calle Isabel La Católica con un sabor amargo que no se le quita con el paso de las horas.

Ese día Auce y Gutiérrez reconocieron haber cometido los delitos de peculado y vejámenes. Uno, admitió haber sido la persona que violentó el botiquín de la enfermería policial y se apropió de psicofármacos y alcohol etílico para venderlo luego entre los más de 30 detenidos por contravenciones en calle Belgrano 58; el otro (Gutiérrez), aceptó haberse retirado momentáneamente de su lugar de trabajo y haberse quedado dormido durante la guardia que debía hacer entre la noche del 27 y la madrugada del 28 de enero de 2010.

Pero semejante confesión lejos estuvo de conformar a Carena, porque era parte de una estrategia para acordar con el fiscal de Cámara un juicio abreviado y aspirar así a una pena atenuada que, según adelantó uno de los abogados defensores, sería de cumplimiento condicional.

En otras palabras: pese a que los policías confesaron ser los responsables de semejante desaguisado, seguirían libres.

“Me fui mal y he estado mal todo el día porque no pensé que me iba a encontrar con lo que me encontré. Yo ya había dicho que esto era una bomba contra el tiempo porque ya me lo veía venir. Pero lo que nunca pensé es que ya había un acuerdo con el fiscal Rivero que es un caradura, y lo repito, porque se lo dije en la cara porque acomodó las cosas con el abogado Zabala. Yo me pregunto, ¿los jurados populares para qué están entonces? Esto para Río Cuarto era un juicio que nunca se había visto, donde iban a salir a relucir muchas cosas. Pero, cuando yo entré a la sala y se escucharon todas las pruebas que había, no me dejaban hablar, cada vez que levantaba la mano para decir algo, me decían ‘callate’”, dijo Carena.

-Lo que sucede es que por hacerse un juicio abreviado usted ya no podía ser citada como testigo, que era la oportunidad que estaba esperando todo este tiempo.

-Claro, cinco años estuve esperando para qué, para nada. Lo único que me queda es la conciencia tranquila de que siempre dije la verdad. Y que los hechos sucedieron como yo dije. Las únicas que se animaron a declarar fueron las chicas que estuvieron detenidas y dijeron la verdad, los hombres más vale que no hablaron, uno sólo se animó, porque saben que viven cayendo detenidos y les va a volver a pasar lo mismo ahí adentro. Van a volver a cobrar.

-Se cree que la pena que acordaron el fiscal y los abogados defensores será excarcelable. ¿Usted también piensa que va a ser así?

-Sí, estoy convencida de que es así, ¡el propio abogado Zabala me lo dijo! Me dijo que ya acordaron con el fiscal Rivero una condena en suspenso. O sea que por más que reconocieron todo como yo dije, van a seguir libres. Cinco años esperando para eso. Incluso, lo que yo denuncié del abuso sexual que me hizo Auce quedó en la nada, no sé por qué Rivero no tuvo en cuenta eso si realmente fue lo que pasó. Todo lo que yo viví ahí adentro quién lo paga. Desde entonces, estoy con tratamiento psicológico porque aparte tuve que vivir todas las detenciones de mi hijo. Eso queda todo en la nada ahora. Pero al menos va a servir para que la gente de Río Cuarto vea la Justicia que tenemos. Ahora, con la presencia de 12 jurados populares, se podría haber visto todo lo que pasó. No eran personas así nomás. Yo no discrimino a nadie, pero no eran cartoneros, eran gente con estudio los jurados. Sin embargo, parecía que no sabían nada del hecho porque cuando empezaron a leerles las pruebas y lo que yo dije abrían los ojos así y no lo podían creer. Te juro que estoy tan embroncada, pero la voy a seguir.

-¿En algún momento lamentó haber salido a hablar?
-No, no estoy arrepentida, a pesar de que después la siguieron con mi hijo. Yo sé que esto no va a quedar acá y que ahora va a seguir peor. La policía me la va a seguir haciendo para que yo siga en contra de ellos. Siempre hubo encontronazo y los va a seguir habiendo, con algunos policías no con todos.

-¿Cree que las palabras de Auce fueron sinceras y que realmente está arrepentido de lo que hizo?
-Mirá, no sé si fue sincero o lo dijo por miedo porque ahí adentro de tribunales Auce hacía lo que le decían el doctor Zabala y el abogado de él. No sé si realmente se arrepintió o lo dijo para seguir las indicaciones de los abogados. Mi marido y mi vecina estaban adentro de la sala y escucharon cuando el otro policía acusado, “Tito” Gutiérrez, le decía a Auce: “Tranquilo loco, que esto va para mucho, no tengás miedo”.

Fuente: Puntal 06.08.15