Buscar en este blog

13 ago. 2015

Causas de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires: algunas opiniones



Razones : obras y recursos.*

La primera queja que sale a la luz es la falta de obras hidráulicas. En parte, es cierto y en parte no. Se hicieron algunas, otras se hicieron sin un plan claro y se armó un crucigrama que no terminó siendo una solución. Todo es insuficiente.


Las inundaciones en la provincia de Buenos Aires es otro de los tantos problemas estructurales no resueltos por las distintas gobernaciones. Las últimas lluvias volvieron a mostrar un déficit que no se resuelve y que necesita de al menos US$ 1.000 millones para resolverse. En los últimos 30 años se produjeron 33 episodios de inundaciones, más de uno por año.

"Hay un problema geográfico y estructural. Además, no hay recursos económicos. La magnitud de lo que hay que hacer es enorme", según Pablo Romanazzi, ingeniero y docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata en el área de Hidrología.

Según los números del presupuesto 2014 de la provincia de Buenos Aires, se destinaron $250 millones para el área desagües y drenaje, un 14% más que en 2013. Sin embargo, el dinero asignado para paliar las inundaciones no siempre se ejecuta.


Patricia Pintos, otra opinión**

 
Patricia Pintos, coautora del libro La privatopía sacrílega. Efectos del urbanismo privado en la cuenca baja del río Luján, puntualizó que “el caudal extraordinario” de agua caída en una semana es “un factor climático dominante” que se vio “potenciado por una serie de transformaciones en la cuenca alta y en la cuenca baja” de ese curso de agua. Señaló, por un lado, que hay “una clara incidencia de un volumen extraordinario de agua proveniente de los canales clandestinos construidos por los productores para evacuar el excedente de agua” que afecta a sus cosechas.

Explicó que se trata de “canales clandestinos” porque “para abrir un canal en un campo hay que solicitar un permiso (del municipio) y esperar la habilitación correspondiente, cosa que no está ocurriendo y que demuestra también la ausencia del poder de policía de las autoridades provinciales y municipales”.

Al referirse a lo que está ocurriendo en la cuenca baja del río Luján, es necesario reparar en la constatación del “incremento de las urbanizaciones cerradas que avanzan sobre los humedales, que son las áreas adyacentes o próximas al río, que sirven en situaciones de crecientes como un espacio para la navegabilidad del río”. Resaltó que los humedales son “planicies del sistema hídrico que deberían permanecer intactos para amortiguar el avance de las aguas” cuando se desbordan.

Fuente: * TN 13.08.15
**Página 12- 13.08.15