Buscar en este blog

7 jul. 2015

Voto electrónico | “Hubo cosas de gravedad y la gente no lo registró, se entusiasmó por el chiche tecnológico”

Beatriz Busaniche, de Fundación Vía Libre, aseguró que “fallaron todos los resguardos institucionales” en la implementación de la Boleta Única Electrónica
Por Florencia de Sousa 
Además del obligado ballotage entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, las elecciones del del domingo 5 de julio en la ciudad de Buenos Aires tuvieron como novedad, la implementación de la Boleta Única Electrónica (BUE).
El debut del sistema estuvo acompañado de problemas en algunas mesas, denuncias por irregularidades y vulnerabilidades, y hasta un allanamiento a la casa de uno de los técnicos que analizó las máquinas.
Beatriz Busaniche, miembro de la fundación Vía Libre, calificó al sistema de la BUE como “un colador” que “tiene agujeros documentados”. Además, la docente de la UBA advirtió que “si la empresa no lo arregla eso”, el sistema “puede ser explotado”.
Consultada por Perfil.com sobre el allanamiento que sufrió el técnico Joaquín Sorianello –quien había denunciado la semana pasada errores en la seguridad informática del sistema de voto electrónico—, Busaniche sostuvo: “Me parece una vergüenza, atacar al mensajero que llamó a la empresa no es la metodología que uno espera cuando alguien te avisa que pasa eso”.
Además, la docente denunció que “Rodriguez Larreta no tenia información a las 9 de la noche”cuando se proclamó ganador de los comicios, ya que “hubo más de 500 mesas que no se cargaron hasta la madrugada”.
Incluso sostuvo que “anoche con un número de gente en la comuna 14 hasta la 1 de la mañana había mas votos que votantes”, y de ellos “hay capturas de pantallas”.
Busaniche, que fue directora ejecutiva de Wikimedia Argentina, es secretaria del Consejo de Administración de Vía Libre, una entidad sin fines de lucro que se encarga de difundir el conocimiento, el desarrollo sustentable y el software libre. En esa línea, la docente viene cuestionando tanto la implementación del voto electrónico ("Pobre alemanes, me dan pena, no sólo tienen más pobres, sino que atrasan tecnológicamente"escribió en Twitter, aludiendo a que el país de Ángela Merkel abandonó el sistema de sufragio digital) como las irregularidades en el escrutinio y los avances contra los técnicos que auditaron el sistema.
“En la Comuna 13 detecté, haciendo un conteo, que había 30 mil votos sobrantes. Después se explicó que cuando cargaron los datos se equivocaron con los totales de los electores, porque cruzaron los de la Comuna 1 con las de la 15, pero con el nivel del servicio de la empresa que cobro 151 millones de pesos, puso mal el único dato fijo que tenía que poner”, narró Busaniche. Y agregó: “Si esto pasaba en Santa Fe, incendiaban todo, porque aca hay 20 puntos entre el primeroy el otro, ahora con un punto de diferencia es un papelón importante, y llegado el ballotage no debería ocurrir esto”, precisó.
Entre los problemas que registró en la elección, la docente detalló que hubo “gente a la que se le colgó la máquina, o que estuvo un rato largo haciendo la cola, o que tuvo problemas y no se dio cuenta”. El candidato a jefe de Gobierno por Autodeterminación y Libertad Luis Zamora “salió con la boleta abierta, no registró el problema, mucha gente no lo registró”, argumentó. Y reiteró: “Hubo cosas de gravedad pero que la gente no lo registró, se entusiasmó por el nuevo chiche tecnológico”.
Estoy descreída en este procedimiento, fallaron todos los resguardos institucionales, falló el Gobierno de la Ciudad, falla el Tribunal de Justicia cuando no hace lugar al reclamo de la UCR,y falla cuando renuncia el presidente de dicho tribunal porque no puede avalar lo que votaron sus compañeros. Falla la defensoría del pueblo, la legislatura y los partidos políticos, por desconocer cuestiones esenciales”, concluyó Busaniche.
Fuente:Perfil