Buscar en este blog

25 jul. 2015

A resguardar nuestro patrimonio histórico: edificios en lista de espera

Varios edificios históricos esperan ser resguardados por el Estado 
 
El Concejo pedirá cambiar el Código de Planeamiento para ocuparse del tema que hoy está en manos del Municipio. La categorización es fundamental para gestionar fondos ante la Provincia y la Nación
Varios edificios históricos de la ciudad esperan ser declarados como patrimonio cultural y arquitectónico por el Estado municipal. Entre ellos se encuentran la escuela General Paz, el colegio Hispano Argentino, la Biblioteca Sarmiento y el colegio Dichiara.

Si bien en casi todos los casos se iniciaron proyectos en el Concejo Deliberante para lograr su reconocimiento, la determinación está en manos del Ejecutivo.

De acuerdo al Código de Planeamiento Urbano, el Municipio debía, por medio de una comisión de especialistas, confeccionar un catálogo con todos aquellos edificios públicos y privados que requieren ser preservados. Sin embargo, la nómina no fue completada.

Al respecto, el presidente de la comisión de Planificación del Concejo Deliberante, Eduardo Scoppa, dijo a PUNTAL que en breve se iniciarán reuniones para analizar cambios en el Código de Planeamiento Urbano. El objetivo, según explicó, es que el Legislativo recupere la potestad de analizar el tema para luego determinar el catálogo que aún está pendiente de ser consumado.

“Es una cuestión que hay que analizar bien. Hemos tenido algunas reuniones con la gente que está en el tema y ahora vamos a buscar un cambio para que el Concejo Deliberante se encargue de confeccionar la nómina de edificios que requieren ser resguardados. Lo que sabemos hasta acá es que el catálogo nunca se terminó de completar. Es cierto que algunos ya fueron incorporados, pero también es verdad que son muchos los que están esperando”, señaló Scoppa.

Al respecto, el concejal de Unión por Córdoba-Frente para la Victoria, Osvaldo Da Costa, consideró que el tema es más complejo de lo que parece e indicó que va a ser difícil consensuar los distintos criterios.

“Hubo una reunión con la gente del Impur en base al trabajo que hizo el Colegio de Arquitectos de la ciudad. Han surgido varias ideas respecto a cómo preservar el patrimonio riocuartense, aunque los criterios son variados. Creo que debemos establecer un mecanismo para preservar la memoria histórica de Río Cuarto y al mismo tiempo permitir el desarrollo de la ciudad”, sostuvo Da Costa.

“En la lista que pasamos están incluidos muchos edificios privados y casi ninguno público. Además, hay una innumerable cantidad de viviendas cuya conservación no se la podemos exigir a los vecinos y tampoco al Municipio. Me parece que la facultad de definir la declaración de patrimonio debe estar en el Concejo Deliberante. La comisión debe seguir existiendo, pero tiene que tener un carácter consultivo. A la vez, entiendo que sería conveniente trabajar por zonas de la ciudad y no por casos particulares”, agregó el concejal peronista.

Las implicancias

El hecho de que un edificio sea declarado patrimonio histórico de la ciudad  permite gestionar para éste el mismo reconocimiento ante la Provincia y, en caso de conseguirlo, también ante la Nación para lograr financiamiento a los fines de mantener la infraestructura.

Es el caso de la Escuela Normal, que recientemente fue declarada Monumento Histórico Nacional.

“El Código de Planeamiento Urbano prevé un fondo para la conservación de los edificios, pero el monto a destinarse debe estar fijado en el presupuesto de cada año. Por eso todo está un poco en el aire. Además, hay casos en los que se busca conservar un edificio por completo, y otros en los que sólo se apela a proteger una parte”, manifestó Eduardo Scoppa.

Fuente: Puntal 25.07 .15