Buscar en este blog

2 jul. 2015

Rechazo de fondos mineros en la Univ. Nacional deLa Rioja

El Consejo Superior rechazó fondos provenientes de la empresa minera YMAD

 

Fue en el marco de la quinta sesión ordinaria del honorable cuerpo, oportunidad en que también se dispuso que la universidad abra el debate sobre la actividad minera tanto en la provincia como en la región. “Ningún aparato coercitivo o fondos provenientes del sector privado deben representar para la universidad un impedimento o la pérdida de la libertad”, sostuvo el rector de la Casa de Altos Estudios.

Con un total de 32 votos afirmativos, el Honorable Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Rioja dispuso rechazar los fondos procedentes de utilidades de la empresa Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), a propuesta del rector de la Casa de Altos Estudios, Fabián Calderón.
Asimismo, la iniciativa expresada por Calderón también incluyó la apertura de un debate en el ámbito universitario sobre la actividad minera en la provincia y la región. Cuya moción fue aprobada por unanimidad.
El tratamiento y aprobación del tema se desarrolló el martes 30 de junio, en el marco de la quinta sesión ordinaria del órgano colegiado, y concitó el interés de un importante número de estudiantes y referentes de organizaciones ambientalistas, quienes colmaron las instalaciones de la Sala de Cine “Héroes de Malvinas” de la Ciudad Universitaria.
“Ningún fondo externo debería obstaculizar el desempeño académico, científico y profesional”
Antes que se diera tratamiento al tema, el rector de la UNLaR expresó a los consiliarios que la universidad se encuentra frente a un hecho histórico que amerita una amplia discusión. "Es importante que la sociedad conozca la decisión adoptada en relación a los fondos provenientes de YMAD, la cual se concretó en el hecho puntual de no aceptarlos durante los años 2013, 2014 y 2015. Por lo tanto, debe quedar claro que esta gestión -que en su momento fue transitoria y ahora legalmente constituida por el voto- no envió a ningún representante legal para que proceda a retirar esos fondos”, agregó Fabián Calderón.
En igual sentido, manifestó que dicha postura obedece a la palabra empeñada con los miembros de la Asamblea Soberana, con la cual se acordó que no se tomaría una resolución en contra del tema hasta la existencia de un órgano de cogobierno que fuera producto de la legalidad de un proceso eleccionario.
“Hoy, entendemos que estamos en condiciones de tomar un definición y también de llevar adelante un debate respecto a fondos que no provienen de políticas públicas, sino que son fondos privados que no pueden condicionar el crecimiento y desarrollo de la ciencia en el ámbito de la educación pública”, indicó el rector.
Asimismo, remarcó que ningún fondo externo debería obstaculizar el desempeño académico, científico y profesional, y que la universidad pública debe ser garante de esta situación.
Por otra parte, consignó que el rechazo de dichos fondos tampoco pone en riesgo el crecimiento de las carreras ligadas a la actividad minera, dado que cuentan con fondos públicos para desarrollar actividades de grado. “Se trata de un plan de mejora para que las carreras puedan gestionar y no sea un argumento para decir que se está vulnerando la posibilidad de desarrollo de una carrera de grado en la universidad”, añadió.
En consonancia, Calderón también resaltó que ningún aparato coercitivo o fondos provenientes del sector privado deben representar para la universidad un impedimento o la pérdida de la libertad.
“Creemos que despojarnos de fondos que no son los adecuados, nos permiten tener la libertad para avanzar en el marco de la ciencia y la investigación. Además, para que nuestros docentes y estudiantes puedan llevar la actividad en empresas mineras en un ámbito de respeto y libertad que se merecen”, destacó.
Por último, convocó a los consiliarios a convalidar la decisión que se viene adoptando –“no recibir los fondos del YMAD”- y llevar adelante un debate serio y responsable sobre la actividad minera. “Nuestra sociedad se merece una respuesta acerca de un tema en el que nunca se expresó la UNLaR, aunque este debate debe ser despojado de capitales externos o visiones sectoriales”.
Fuente: El Independiente 02.07.15