Buscar en este blog

30 jul. 2015

Consecuencias de matar al león Cecil: el cazador cerró su clínica

CLÍNICA. Peluches y mensajes contra el odontólogo (AP).

Ataque hacker y aluvión de peluches obligaron al cazador del león Cecil a cerrar su clínica

Walter Palmer, el odontólogo acusado de matar al león más famoso de Zimbabue, cerró las puertas de su clínica hasta nuevo aviso. Ayer, había dicho en un comunicado que no tenía idea que el león era conocido y admitió disfrutar de la caza de animales de gran tamaño.

La clínica odontológica de Walter Palmer, el hombre acusado de matar Cecil, el león más conocido de Zimbabue, cerró sus puertas hasta nuevo aviso.

Desde que se conoció su relación con el hecho que estremeció al Parque Nacional Hwange, la vida del dentista dio un giro de 180 grados: en pocas horas, recibió un ataque hacker en el sitio web de la clínica y las puertas del edificio aparecieron repletas de peluches.Por ello habría decidido mantener cerrada la clínica.

Según publica RT, Palmer permanece escondido en algún rincón de Minesota mientras en las redes sociales llueven comentarios en su contra.

Ayer, el odontólogo publicó un comunicado en el que aseguró desconocer quién era el león que cazó con la ayuda de un grupo de guías: “No tenía idea que el león era conocido”, escribió. En el texto, se confesó amante de la caza de animales de gran tamaño, aunque sostuvo que lo hace de manera “legal”.

El hombre, que habría pagado cerca de 50 mil dólares por aniquilar con una ballesta al león de 13 años que era estudiado por la universidad de Oxford pidió disculpas, pero las mismas no alcanzaron para frenar el rechazo que se despertó a nivel mundial.

Fuente: La Voz 30.07.15