Buscar en este blog

20 may. 2015

Sobre lo sucedido en la Bombonera: entrevista a Gustavo Gravia que analiza el tema



Gustavo Grabia con Fantino: su hipótesis del ataque a River y los negocios de la barra de Boca 

El periodista de Olé, Gustavo Grabia, estuvo anoche martes 19 de mayo, con Alejandro Fantino en "Animales sueltos", por el canal América, y habló de Adrián Napolitano, el socio de Boca conocido como "El Panadero" y principal autor material del ataque al plantel de River en la Bombonera durante el encuentro por la Copa Libertadores.

Para Grabia, "esto fue organizado por una facción de la barra brava de Boca que se quedó afuera del gran manejo del negocio que es el Superclásico". El periodista agregó que para la barra "la tanda (de partidos) del Superclásico era la recaudación para todo el año".
 Remontándose a los orígenes del poder que construyó Napolitano, señaló que se debe a una "progresiva cercanía a la barra a partir de su cada vez mayor injerencia en algunos sectores de la vida política de Boca" y "por un dominio claro de la tribuna socios norte baja", señaló.

En relación a la barra de Boca, Grabia describió anoche cómo se reparte el poder y cómo se organizan dentro del estadio. Además, contó quiénes son los hombres de confianza de los líderes y cuáles son los antecedentes penales que arrastran.

En este sentido y para entender lo que muchos se cuestionan, Grabia reveló por qué algunos hombres de la barra se paran en la tribuna de espaldas al campo de juego y cómo trabajan para garantizarles seguridad a sus jefes.
 En otro tramo de la entrevista, Grabia describió cómo construye su poder económico la barra de Boca, donde sus principales ingresos llegan de los negocios que tiene en las inmediaciones del estadio los días de partidos. Entre ellos, se destaca una recaudación promedio de $ 1.000.000 por fecha gracias a los "trapitos", que manejan el estacionamiento de los autos del público que asiste a ver los partidos.

Otra fuente de ingresos está relacionada con la venta de merchandising ilegal del club (remeras, camisetas, chombas, entre otros artículos) en los alrededores del estadio los días de partidos. A esto se le suman los puestos de venta de choripanes y panchos.

A igual que otros clubes, la barra de Boca también hace su negocio con las entradas, pero este caso es distinto al resto. El periodista explicó que por la gran cantidad de socios que tiene el club de la Ribera, no se venden entradas físicas. Es decir, sólo pueden asistir los socios y ahí es donde aparece el negocio que gestiona la barra brava.

Según reveló Grabia, en la actualidad, la barra de Boca gestiona entre 1.500 y 2.000 carnets que les alquila a aquellas personas que no son socias del club pero quieren presenciar un partido en la Bombonera. Estas "entradas" cotizan entre $ 1.200 y $1.300 para un partido regular del torneo local, mientras que para la Copa Libertadores los barras llegaron a pedir hasta $3.000.

Si hasta acá todo resultó sorprendente y disparatado, ahora viene lo mejor. Grabia dio detalles del negocio turístico que tiene la barra de Boca con algunas agencias. "Adrenalina Tour" es el nombre del "emprendimiento" que desde las bandejas de la Bombonera y partido tras partido, recauda miles de pesos.
 "Adrenalina Tour" se basa en venderles un paquete a los turistas extranjeros que quieren vivir de cerca lo que es la previa de un encuentro deportivo y presenciar un partido en la tribuna con los más "pesados" y peligrosos de la hinchada.

La "aventura" arranca cuatro horas antes del partido, donde llevan a los turistas a "el campito" para que vean cómo preparan las banderas y la previa. Luego ingresan a la cancha con ellos y los ubican en un área de la tribuna que está entre los jefes de la barra y los hombres que se encargan de la seguridad de la agrupación. El paquete incluye "la comida de cancha": choripán y gaseosa cola diluida en agua, como consume cualquier espectador local. Al finalizar, los acompañan hasta las combis en las que llegaron al estadio.​