Buscar en este blog

16 may. 2015

El saqueo de combustible de la megaminería

Un cambio de empresa transportista y el saqueo de combustible de la megaminería

 YPF rescindió el contrato con la empresa que transportaba el gas oil a la mina de oro Veladero y lo otorgó a otro transportista. El asunto nos remite a los enormes volùmenes de combustible que utiliza la megaminería en general y Barrick Gold en particular, para destruir montañas y glaciares, secar embalses y contaminar en la cordillera de San Juan, o sea en el "tanque de agua de millones de argentinos". Son unos 400.000 litros de combustible por día, la mitad de lo que consume todo San Juan en un solo día.

Fuentes: Tiempo de San Juan y Federico Soria

YPF rescindió el contrato con la firma de capitales nacionales y entró una empresa 100 % sanjuanina. El cambio impuesto por la petrolera nacional fue para el servicio de traslado del combustible hasta la mina Veladero, que opera Barrick. Un negocio millonario para dotar de energía a la mina mientras se afectan la nacientes de las cuencas en la alta cordillera.

Una empresa de transporte sanjuanina fue la que eligió YPF para realizar ese transporte de combustible desde Mendoza. Se trata de CINCA SA, firma que, según consta en su registro en el Juzgado Comercial Especial de San Juan, Secretaría del Registro Público de Comercio, es presidida por Pedro Ponte, un empresario con amplia trayectoria en el rubro transporte.

Barrick contrató la compra del combustible a YPF desde que comenzó la operación de la mina y esto incluye el combustible puesto en Veladero, es decir que el transporte del mismo corre por cuenta de YPF quien a su vez subcontrata ese servicio.

La empresa local, CINCA, comenzó hace 20 días a realizar este servicio para la mina más importante de la provincia, después de que YPF rescindiera el contrato de transporte a la firma Tractus, de Raúl Moneta, propietario de un importante grupo de medios en Buenos Aires y alguna vez vinculado al expresidente Carlos Menem.


Una empresa de transporte sanjuanina fue la que eligió YPF para realizar ese transporte de combustible desde Mendoza. Se trata de CINCA SA, firma que, según consta en su registro en el Juzgado Comercial Especial de San Juan, Secretaría del Registro Público de Comercio, es presidida por Pedro Ponte, un empresario con amplia trayectoria en el rubro transporte.

La empresa local, CINCA, comenzó hace 20 días a realizar este servicio para la mina más importante de la provincia, después de que YPF rescindiera el contrato de transporte a la firma Tractus, de Raúl Moneta, propietario de un importante grupo de medios en Buenos Aires y alguna vez vinculado al expresidente Carlos Menem.

Uno de los saqueos de la megaminería: El combustible

El valor del combustible que pagan las mineras está calculado de acuerdo a los mecanismos establecidos por ley: la estabilidad fiscal por 30 años está determinada en la Ley Nacional 24.196, que textualmente la define así: "Significa que las empresas que desarrollen actividades mineras en el marco del presente régimen de inversiones no podrán ver incrementada su carga tributaria total, considerada en forma separada en cada jurisdicción determinada al momento de la presentación del citado estudio de factibilidad, en los ámbitos nacional, provinciales y municipales" (artículo 8 de dicha ley), o sea que para las mineras los impuestos no aumentan, en el caso de Veladero están pagando lo mismo que en el 1 a 1, porque el informe de factibilidad (punto de partida fijado por la ley) fue presentado en 1997. (1)

La estabilidad por 30 años establecida en la ley, es también cambiaria, y como también están exentos de pagar gravámenes de importación (artículo 21 de la misma ley), tienen la posibilidad de comprar combustibles fuera del país a un valor mucho menor, con lo cual el valor de 0,60 por litro de gas oil que pagan acá es un valor más bien elevado para los costos operativos que manejan estas corporaciones, pero es el valor al que llegaron acordando con el estado y los proveedores para comprarlo en el país.

Por otro lado, el cálculo de 0,60, incluye la exención del impuesto a los combustibles, que tienen las corporaciones mineras, según lo establece de esa manera el Decreto del PEN Nº 377/98. (2)
Recordemos que el impuesto a los combustibles que abonamos cada vez que pasamos por las estaciones de servicio fue fijado por la Ley Nacional 23966 y es del 70% del valor del producto.

La nueva transportista

El cambio no se produjo silenciosamente, más bien lo contrario. El secretario general del gremio de los camioneros, STOTAC, Enrique Castro, salió a reclamar por los 150 trabajadores que "se quedaban sin empleo y sin pago de salarios" con la salida de Tractus del negocio. Hay quienes afirmaron que eran camioneros mendocinos, otros dicen que había sanjuaninos también. Hubo hasta amenazas de medidas de fuerza.

Fuentes vinculadas al sector señalaron que YPF decidió rescindirlo el contrato debido a las permanentes faltas de cumplimiento de la firma que hacía el traslado de combustible. Casi a diario, los camiones de Tractus se averiaban a mitad del camino, volcaron varias veces, y pese a los reclamos de YPF, la situación no cambiaba.

La dimensión del servicio es tan grande como la del negocio: Veladero se mueve casi en forma exclusiva a través del gasoil minero (contiene aditivos para soportar temperaturas bajo cero), de él obtiene la electricidad para iluminar, cocinar, calefaccionar, comunicarse y mover camiones, máquinas y camionetas. Son unos 400.000 litros de combustible por día, la cifra convierte a Barrick en el cliente más importante del país para YPF; y es la mitad de lo que consume todo San Juan en un día. Y aunque no trascendió el monto de la compra de este insumo a la petrolera, se sabe es millonario.
El traslado de este volumen de gasoil significa mover unos 9 camiones cisterna por día, y hasta dos veces al día, sobre todo en esta época en la que se preparan pare el operativo invierno.

Pero además, este movimiento de camiones exige la contratación de otro servicio que es el de las camionetas guía, que van delante del convoy alertando este movimiento, y otra atrás, cerrando la fila de camiones, una medida de seguridad en la ruta. Este servicio lo realizan firmas de la Cámara de Prestadores Mineros de Iglesia (CAPRESMI), y se divide en dos secciones: alta y baja. La sección baja es de San Juan a Tudcum, y la alta, de Tudcum a Veladero.

En octubre de 2013, desde el departamento 9 de Julio se anunció la construcción de una refinería de petróleo en San Juan, con cuya producción de combustibles se abastecería a las minas locales, especialmente a Barrick. Pero la obra viene demorada.

(1) Ley 24.196 http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/0-4999/594/texact.htm
(2) Decreto 377/98 http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/50000-54999/50239/norma.htm

Publicado por No a la Mina 13.05.15