Buscar en este blog

20 may. 2015

Narcotráfico:más consumo y menos allanamientos en Córdoba

Mientras crece el consumo, caen a la mitad los operativos antidroga

Se da tras el narcoescándalo, la disolución de Drogas Peligrosas y cuando la Fuerza Antinarcotráfico todavía no entró en acción. La UCA señaló que la venta de estupefacientes se duplicó de 2010 a 2014
El narcoescándalo provincial, que involucró a los altos mandos policiales -algunos de ellos detenidos hasta el día de hoy-, fue un cimbronazo en la fuerza y marcó una significativa merma en la cantidad de operativos contra el narcotráfico. Desde entonces a esta parte, la cantidad de allanamientos se redujo a la mitad. El dato se contrapone al informe de la Universidad Católica Argentina (UCA), publicado ayer por este diario, que indica que la venta de estupefacientes creció un 50 por ciento de 2010 a 2014.

Mientras que durante 2013 en Río Cuarto se hicieron en promedio seis procedimientos antidrogas por mes, a lo largo del 2014 y en lo que va de este año, el ritmo de los operativos cayó a menos de la mitad. Ahora, en promedio, hay sólo dos operativos de ese tipo cada mes.

En el primer año de aplicación de la ley provincial contra el “narcomenudeo”, la Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico de Tribunales -todavía con la División de Drogas Peligrosas de la Policía- llevó a cabo 73 acciones contra la venta de estupefacientes en la ciudad.

Ya en el 2014, la estadística bajó considerablemente: en todo el año, sólo hubo 43 procedimientos. Más cerca en el tiempo, de enero al 18 de mayo último, se realizaron tan sólo nueve.

De acuerdo a un informe de la Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico, en lo que va del año, en el transcurso del 2015, esos nueve procedimientos arrojaron como resultado el secuestro de 3,5 kilogramos de marihuana y 1,115 kilogramo de cocaína.

En paralelo, la Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico actuó en 35 operativos conjuntos con otras fuerzas, como la Policía Caminera y la Unidad Penitenciaria local.

Además de las cantidades ya mencionadas arriba, por esta vía se secuestraron, en 11 allanamientos en distintos domicilios, 58 plantas de marihuana y 34 gramos de semillas de la misma especie.

Las razones


Dentro de Tribunales, hay quienes sostienen que la caída en la cantidad de operativos antidrogas obedece a que muchos de los pequeños traficantes fueron encarcelados al principio y que, por otro lado, los esfuerzos se concentran en investigaciones de mayor profundidad, que demandan más tiempo.

No obstante, la razón de peso sería la disolución de la División Drogas Peligrosas, cuyos jefes están imputados por asociación ilícita a raíz de presuntos vínculos con narcotraficantes. Por otro lado, recién el año pasado el gobernador De la Sota creó la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), a través de una ley que comenzó a ser operativa en 2015 pero que por ahora es más un formalismo que una realidad.

La ciudad tiene nueve agentes asignados pero no cuenta con una sede y apenas les dieron un único vehículo.

En 2013, el escándalo político e institucional conocido como "narcoescándalo" sacudió al gobierno de José Manuel de la Sota y derivó en las renuncias del ministro de Seguridad, Alejo Paredes, y del jefe de Policía, Ramón Frías.

Hay 6 jefes policías imputados que irían a juicio: Rafael Sosa (ex titular de Lucha contra el Narcotráfico), Gustavo González, Alfredo Seine, Franco Argüello, Fabián Peralta Dáttoli y Mario Osorio. Están imputados por supuesta asociación ilícita, falsedad ideológica, privación ilegítima de la libertad y connivencia con narcotraficantes.

Aumento del consumo


Los datos anteriores se contraponen a los que tienen que ver con el consumo de drogas en el país. Un informe de la Universidad Católica Argentina (UCA), cuyo rector es el arzobispo Víctor “Tucho” Fernández, dio cuenta de un aumento en la venta de estupefacientes del orden del 50 por ciento en los últimos cuatro años.

"A lo largo del período 2010-2014 tuvo lugar un incremento en la percepción sobre la existencia de venta de drogas en los barrios. Entre esos años el registro de venta de drogas en los barrios se incrementó un 50 por ciento llegando este reconocimiento al 45 por ciento de los hogares urbanos", reveló el informe.

Fuente: Puntal 20.05.15