Buscar en este blog

3 abr. 2016

Algunos fundamentos judiciales ante la detención de Jaime

detalle de esta foto El ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime quedó detenido ayer, luego de presentarse en la Policía Federal. El pedido de detención fue librado por el juez federal Julián Ercolini en la causa que se le sigue por la compra de material ferroviario inservible a España y Portugal en el 2005. La compra del material ferroviario a las empresas Renfe y Feve de España y Caminhos de Ferro de Portugal se hicieron por 76.313.108 y 25.639.896 de euros respectivamente y los vagones adquiridos estaban en muy mal estado de conservación: "Algunas de las compras no sirvieron siquiera como repuestos", según se señala en el expediente.

 Por la causa también se detuvo a Manuel Vázquez, que era asesor de la secretaría y estaba vinculado a una empresa intermediaria de la operación.  Vázquez, que revestía como asesor ad honorem de la Secretaría de Transporte pero además estaba vinculado a la empresa Caesa, que facturó altas comisiones en concepto de honorarios por la intermediación, algo que Ercolini asegura tener probado por la documentación que se incorporó al expediente.

Fundamentos del juez

El juez Ercolini ordenó la detención de Jaime -primer exfuncionario kircherista en esta situación- y Vázquez, este último apuntado como supuesto testaferro del primero en la causa que investiga la compra de trenes a España y Portugal.

En su resolución, el magistrado consideró: "De las constancias del expediente surge que los fondos abonados por el material rodante adquirido eran de desproporción exorbitante en relación a su calidad y funcionalidad real, lo que hacer presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas y que justamente debían proteger el patrimonio estatal".

El rol del empresario

En cuanto a la implicación del empresario, detalló: "La prueba recolectada permite sostener, con el grado de probabilidad que esta convocatoria requiere, que Manuel Vázquez, encontrándose vinculado a la empresa Caesa y revistiendo a su vez carácter de funcionario de la mencionada Secretaría, tomó parte en la maniobra precedentemente descripta, al tiempo que obtuvo beneficios para sí y para terceros en el marco de su intervención como asesor del organismo en las gestiones vinculadas a la suscripción de los contratos".

Ercolini sostuvo en el fallo que "todos los delitos que aparecen vinculados" al exsecretario de Transporte y su supuesto testaferro "son de gran significancia económica y de corrupción, lo que permite presumir poder económico para la elusión o la obstaculización, a lo que se suman los largos años que ocupó Jaime en la primera línea como funcionario del transporte y habiendo sido Vázquez asesor de gabinete ad honorem de aquél. Esto permite sospechar capacidad residual de relaciones  para la facilitación de vías de transporte para eludir la acción de la Justicia".

Para ello, ordenó allanamientos en los domicilios de Jaime y Vázquez.

No pueden salir del país

Asimismo, el juez Ercolini estableció la prohibición de la salida del país de Jaime, Vázquez, Ignacio Julián Soba Rojo, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Domingo Testuri.

Estos tres últimos fueron citados por el magistrado a presentarse en audiencias ante él en calidad de imputados. El primero para el día 7 de abril a las 10 horas; el segundo el 8 de abril a las 10 horas; y el tercero para el día 11 de abril a las 10 horas.