Buscar en este blog

15 abr. 2016

Acusan a un senador puntano por el crimen en La Calera


El exintendente detenido por el asesinato de su esposa reiteró su inocencia y apuntó a Alberto Leyes como el autor intelectual, coincidiendo con un taxista
El exintendente de la localidad puntana de La Calera, Diego Lorenzetti, detenido por el crimen de su esposa Romina Aguilar, cometido el 30 de enero último en la ciudad de San Luis, reiteró ayer su inocencia al declarar ante la Justicia y señaló como autor intelectual del homicidio al senador provincial (MC) Alberto Leyes.

Por su parte, el taxista Luis Blatter había coincidido en responsabilizar a Leyes al ampliar su declaración testimonial ante el juez de la causa, Sebastián Cadelago Filippi, quien aclaró que es "prematuro" vincular al senador con el asesinato a pesar de las declaraciones tanto de Lorenzetti como del testigo.

Carlos Salomón, abogado del ex jefe comunal, informó que el acusado amplió su indagatoria y dijo que "se trata de un crimen político, cuyo principal responsable es Alberto Leyes".

Pidió un ADN

Durante la audiencia, Lorenzetti, imputado como autor intelectual del crimen, pidió al juez que ordene la realización de una prueba de ADN entre Aguilar (32) y el senador.

Reclamó el peritaje genético "para determinar certeramente si Romina era hija natural de Leyes como sostienen numerosos familiares y vecinos, ya que esta situación podría ser uno de los móviles del asesinato".

"Si bien el pedido de ADN lo planteó Lorenzetti como una cuestión secundaria, sus sospechas están centradas en que Romina había comenzado a investigar si Alberto Leyes era su padre ante tantos feroces ataques que recibieron ella y su esposo en la campaña política, cuando le ganó las elecciones internas del PJ a Leyes", dijo.

El abogado señaló que "tal vez Leyes pueda haber entrado en pánico ante las investigaciones de Romina ya que peligraban su cuantiosa fortuna y su prestigio personal si quedaba probado que ella era su hija".

En ese sentido, Lorenzetti aseveró ante el magistrado que se siente "un preso político porque con su triunfo en las elecciones a intendente de La Calera impidió que Leyes y su familia continuaran haciendo negociados que los volvieron multimillonarios".

Y a continuación sostuvo que él "no entiende porque la Justicia no investiga" al senador y a "su hermana Mabel Leyes (senadora provincial por el departamento Belgrano) ya que "tiene un expediente con denuncias por haber regalado a sus familiares terrenos fiscales para que se construyeran casas particulares", explicó Salomón.

Lorenzetti rechazó ante el juez las declaraciones periodísticas de Leyes que había asegurado que mantenía una relación de amistad con él y su esposa, y que había compartido varios asados: "Eso es mentira y además no teníamos ninguna relación", aseveró.

Según Salomón, su defendido "tiene la certeza de la autoría intelectual de Alberto Leyes en el asesinato de Romina" y cree que la Justicia se niega a investigarlo a éste y su familia "por los fuertes vínculos políticos que ellos tienen con el partido que gobierna a la provincia, que es el justicialismo de los hermanos Rodríguez Saá".

Por otra parte, el taxista Blatter ratificó todos sus dichos anteriores al señalar que los sindicados autores materiales del asesinato le habían ofrecido dinero para que los llevara a cometer el crimen y le aseguraron que "si pasaba algo, él debía decir que lo había contratado Lorenzetti, pero que se quedara tranquilo, que detrás de todo estaba el exsenador Leyes que era quien ponía la plata y los iba a proteger ante la Policía y la Justicia".

Fuente: Puntal 14.04.16