Buscar en este blog

2 oct. 2015

Gremialistas en la mira: imputan a Caló y otros integranes de la UOM

La causa contra Caló es por el supuesto cobro de 20 mil dólares mensuales, de 1987 a 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM.

Fuentes judiciales informaron  que la representante del Ministerio Público requirió una investigación penal porque los imputados habrían cobrado 20 mil dólares mensuales de 1987 a 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM. n a

El titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, varios gremialistas de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y hasta los hijos del fallecido jefe de ese sindicato, Lorenzo Miguel, fueron imputados del delito de ‘lavado de dinero‘ por la fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales.

El titular de la UOM rechazó la acusación en su contra luego de que la fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales lo imputara , junto a otros dirigentes de su sindicato, por presunto “lavado de dinero”.
 
El jefe de la CGT oficial y titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), ­Antonio Caló, negó que en el gremio que conduce haya lavado de dinero, advirtió que con esta denuncia “quieren ensuciar” al candidato presidencial kirchnerista, Daniel Scioli, y dijo estar dispuesto a correrse de la campaña para no perjudicar al postulante.

Caló sostuvo que estará a “disposición de la Justicia” cuando sea llamado a declarar y afirmó que el denunciante, Segundo Córdoba, exjefe del área jurídica de la UOM, “se puso en buchón, y a los bu­chones le bajan las penas, porque, si no, tenía tres años de prisión”.

“Esto fue una operación 
muy grande”, dijo y relató que ayer, cuando acompañó a Scioli a un acto proselitista en Santiago del Estero, estaba “tranquilo” porque “no sabía” de la imputación.
Consultado respecto de si su presencia con el candidato oficialista podía afectar la campaña, respondió: “Si es por mí, ya estoy corrido, no voy a perjudicar a Scioli en ningún momento, al contrario, voy a seguir trabajando para que él gane más fácil en primera vuelta”.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, minimizó la situación judicial de Caló al advertir que se encuentra “imputado” y que ello “no significa nada bueno ni nada malo”, sino que “el juez y el fiscal tienen que investigar” la denuncia.

Por su parte, el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, evitó opinar sobre la imputación de Caló pero advirtió que la “Justicia tendrá que determinar” porque “esa información la tienen las organizaciones gremiales, cada una internamente”.




Fuente: LA VOZ 2.10.15 y elcronista comercial 2.10.15