Buscar en este blog

25 may. 2016

Gripe A. Cómo reconocerla y prevenirla



¿Qué es la gripe A?       

La nueva gripe A es “gripe”, o sea una variedad de esa conocida enfermedad viral que es producida por un nuevo subtipo del virus de la gripe (el A/H1N1), frente al que precisamente por ser nuevo, no estamos protegidos. Los síntomas de las gripes (estacional y la “A”) son muy similares, sólo se puede determinar si es uno u otro virus mediante pruebas de laboratorio. 

Síntomas de la gripe            
·        Fiebre (usualmente alta)
·        Dolor de cabeza
·        Mucho cansancio
·        Tos seca
·        Dolor de garganta
·        Congestión o secreción nasal
·        Dolores musculares.
·        Los síntomas gastrointestinales, tales como náusea, vómitos y diarrea, son mucho más comunes en los niños que en los adultos.

¿Cómo se transmite la gripe?
Los virus de la influenza se transmiten cuando una persona que tiene gripe dispersa el virus por el aire al toser, estornudar o hablar y otras personas lo respiran. Cuando estos virus ingresan a la nariz, garganta o pulmones de una persona, comienzan a multiplicarse, causando los síntomas de la gripe. Los virus también pueden propagarse cuando una persona toca una superficie que tiene al virus de la gripe (por ejemplo, la manija de una puerta) y luego se toca la nariz o la boca.
Una persona que está enferma con la gripe puede propagar los virus , lo que quiere decir que contagia. Los adultos pueden contagiar la gripe desde 1 día antes de que aparezcan los síntomas hasta 7 días después de enfermarse. Los niños pueden estar contagiosos durante más de 7 días.

Medidas de prevención 
·        Evite el contacto. Evite el contacto con personas que están enfermas. Si usted está enfermo, manténgase alejado de otras personas para prevenir que también se enfermen.
·        Quédese en su casa si está enfermo. Si es posible, quédese en su casa y no vaya a trabajar, a la escuela ni haga mandados cuando esté enfermo. Ayudará a prevenir que otros contraigan su enfermedad.
·        Tápese la boca y la nariz. Tápese la boca y la nariz con un pañuelo de papel al toser o estornudar, descártelo luego. O cúbrase la nariz y boca con el pliegue del brazo. Podría evitar que las personas a su alrededor se enfermen.
·        Lávese las manos. Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente ayudará a protegerlo contra los microbios. Es la medida en que más debemos insistir para una prevención efectiva.  Si no dispone de agua y jabón utilice desinfectante para manos a base de alcohol.
Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los microbios a menudo se propagan cuando una persona toca algo que está contaminado con microbios y luego se toca los ojos, la nariz o la boca. 
 No compartir mate, cubiertos ni vasos.
 Ventilar los ambientes y permitir la entrada del sol
 Mantener limpios picaportes y objetos de uso común. 

Vacunación
A  grupos de riesgo que comprende: menores de edad desde los seis meses a los dos años, mayores de 65 años, embarazadas y las puérperas al alta de la maternidad, enfermos crónicos: entre otros pacientes con enfermedades respiratorias o cardíacas, problemas de inmunidad, pacientes oncohematológicos y trasplantados, diabéticos, obesos y todo el personal de salud.

¿Cuánto tiempo se necesita para saber si un caso en estudio tiene la gripe?
En 48 horas puede saberse el resultado de las pruebas de laboratorio, aunque desde que la muestra se obtiene hasta que llega el resultado definitivo, se puede tardar algo más.

Tratamiento
 Si se contagia de influenza, los medicamentos antivirales, pueden tratar su enfermedad.  
 Los medicamentos antivirales son diferentes de los antibióticos. Son medicamentos recetados y no son de venta libre.
 Los medicamentos antivirales pueden aliviar los síntomas y acortan el período de la enfermedad. También pueden ayudar a prevenir complicaciones graves a causa de la influenza.Para las personas con factores de alto riesgo  el tratamiento con un medicamento antiviral puede marcar la diferencia entre tener una enfermedad más leve o una enfermedad muy grave que podría llevar a la hospitalización.
  Hay estudios que demuestran que los medicamentos antivirales funcionan mejor como tratamiento cuando éste comienza a los 2 días de haberse enfermado. No obstante, empezar a tomarlos más tarde aún puede ser útil, especialmente si la persona enferma padece una enfermedad de alto riesgo o está muy enferma de influenza.

Siga los consejos de su médico en cuanto a la toma de los medicamentos.