Buscar en este blog

9 feb. 2016

Tensión en Santa Cruz por la definición de un pago de Báez

Los empleados del empresario kirchnerista amenazan con cortar rutas si no se les paga



RÍO GALLEGOS. Mañana se vence la tregua otorgada a Lázaro Báez de parte de la Uocra para que abone la totalidad de los haberes y liquidaciones finales a los empleados de las empresas Austral Construcciones y Kank y Costilla, quienes ya adelantaron que de no cumplirse volverán a tomar medidas de fuerza, como las medidas extremas que llevaron durante todo el mes de enero a realizar cortes y piquetes en las rutas santacruceñas.

En diciembre, cuando se desató el conflicto, Báez, a través de sus apoderados, había informado en la Secretaría de Trabajo que no contaba con fondos y sí con certificaciones adeudadas por el gobierno nacional, y demostraba que el 2 de diciembre desde Vialidad Nacional se habían agotado las partidas presupuestarias.

Ahora el empresario afirmó mediante un escrito presentado por su abogado Roberto Saldivia que para afrontar los haberes y liquidaciones finales adeudadas ha logrado "vender y/o comercializar los certificados de obra pendiente de pago a los fines de afrontar el pago de la liquidación final del personal de baja a partir del 1 de enero del 2016". No detalló con quién o con quiénes había negociado estas acreencias millonarias para obtener dinero en efectivo que, dijo, estaría depositado mañana en la cuenta sueldo de cada trabajador.

Durante más de un mes, el empresario más favorecido con obra pública en la Patagonia durante el kirchnerismo afirmó no contar con fondos para hacer frente a sus deudas; sin embargo, informes de Vialidad Nacional dan cuenta de que a la empresa Austral Construcciones se le canceló por adelantado dinero de las certificaciones, según publicó ayer LA NACION. Las certificaciones cobradas por adelantado hasta el mes de enero corresponden a la construcción de la ruta Caleta Olivia-Comodoro Rivadavia, según consta en una auditoría interna a la que accedió este diario.

Sobre esa obra, que aún resta un gran porcentaje para concluir, el gobernador Mario Das Neves, de Chubut, había adelantado que contaba con el compromiso del gobierno nacional de sacarle la obra a Báez y adjudicársela a otra constructora.

En tanto, los gremios de petroleros y de la construcción intentaron limar asperezas, luego de que el secretario de petroleros, Claudio Vidal, denunciara ante la Secretaría de Trabajo, que los petroleros se veían perjudicados por los cortes de ruta de la Uocra , lo que les impedía acceder a los yacimientos. En Caleta Olivia, ambos gremios hicieron un reclamo público a la gobernadora Alicia Kirchner para que asumiera el alcance del conflicto debido a que ya son cientos los despedidos de las empresas de Báez.

"A la gobernadora Alicia Kirchner le estamos pidiendo que se ponga al frente de Santa Cruz de una vez por todas y que conduzca para todos, y si no es así, que dé un paso al costado", afirmó Juan Carabajal, delegado del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, y afirmó que "si la gobernadora no se pone al frente de los reclamos, entonces nunca va a manejar una provincia". Y también adelantaron que en caso de que los trabajadores de Austral no cobren mañana, tal como se comprometió la empresa constructora: "Estamos dispuestos a tomar otras medidas de fuerza, como parar la producción en Santa Cruz", según publicó La Vanguardia del Sur.

El viernes pasado, con la provincia paralizada por los cortes de ruta, la gobernadora Alicia Kirchner anunció que se rescindirían los contratos a Austral Construcciones y Kank y Costilla "sin que esto implique un perjuicio para los trabajadores", según la gacetilla oficial que difundió la gobernación. A última hora, se firmó la tregua entre los trabajadores y Báez y se levantaron todos los cortes que ya habían dejado a la provincia al borde del desabastecimiento.

La medida ejecutada por Vialidad Provincial y comunicada a Vialidad Nacional se establece a partir "de los incumplimientos incurridos por las contratistas en tanto no abonaron salarios en término y han interrumpido la ejecución de los contratos según art. 50 de la ley 13.064, normas correlativas y concordantes".

A través de un comunicado oficial, el gobierno de Kirchner propuso "la continuidad laboral de los obreros de la construcción que se ven afectados por el conflicto que lleva cerca de un mes", sugiriendo que las empresas que en el futuro tomen a su cargo la continuidad de las obras hoy paralizadas absorban al personal despedido por Austral S.A. y Kank y Costilla.

Fuente:LaNación